15 nov 2018 | Actualizado: 11:50

El Gobierno pagará la extra de Navidad a sus funcionarios, pero no a los altos cargos

Según la portavoz del Ejecutivo, la suspensión sería “injusta en el fondo y en la forma”

Martes, 27 de noviembre de 2012, a las 18:58

Redacción. Bilbao
A unos días del traspaso de poderes, el Gobierno vasco de Patxi López abonará la paga extraordinaria de Navidad a sus cerca de 70.000 funcionarios, aunque no la percibirán los altos cargos del Ejecutivo. Asimismo, la medida tampoco afectará a los funcionarios de las diputaciones ni de los ayuntamientos.

Idoia Mendia, portavoz del Ejecutivo.

Así lo ha anunciado la portavoz en funciones del Ejecutivo, Idoia Mendia, tras el Consejo de Gobierno en el que se ha adoptado esta medida, en contra del criterio del Gobierno central.

Según ha manifestado la portavoz del Ejecutivo autónomo, la suspensión sería "injusta en el fondo y en la forma" y, además, su eliminación "tendría un dudoso impacto sobre el déficit".

Mendia se ha remitido al informe jurídico, según el cual, si el Gobierno vasco no abonara la paga extra sin acudir al Parlamento para modificar la Ley de Presupuestos, se estaría tomando "una decisión no ajustada a derecho".

El Gobierno considera la decisión "muy negativa"

Poco después de conocerse la decisión, la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, ha considerado que es "muy negativa", ya que la ley es igual para todas las Comunidades Autónomas.

"Mi valoración no puede ser más que negativa porque es la legislación básica para todas administraciones públicas", ha señalado Currás, que ha explicado que la competencia sobre esta materia la tiene el Estado.

Preguntada por si el Gobierno estudia tomar alguna medida para evitar que el País Vasco pague finalmente la paga extra, Currás se ha limitado a decir que no le corresponde a ella tomar esta decisión.

El Gobierno vasco en funciones tenía prevista una reunión con la comisión negociadora del PNV con el fin de proceder a un traspaso de poderes "ordenado". El encuentro, en el que los representantes de Gabinete de López pretendían consultar al PNV su opinión sobre si debía proceder o no al pago de la extra, fue suspendido por el Ejecutivo en funciones por "la deslealtad" de la formación nacionalista al denunciar en los medios de comunicación que el Gobierno saliente había comprometido un gasto de 640 millones en los últimos días.

El día anterior, la portavoz del Ejecutivo vasco, Idoia Mendia, manifestó que su deseo era pagar la extra de Navidad a los funcionarios y que había dinero para hacerlo, pero que, al suponer una decisión importante por la cuantía económica que constituí y los efectos que pudiera tener en el próximo Ejecutivo, pretendían consultarlo con el PNV. Esto suscitó el malestar de la formación nacionalista, que entendió que se le pretendía trasladar la responsabilidad de esta resolución.

Sin embargo, tras señalar que ambas partes se reunirían para hablar del traspaso "ordenado" de poderes, Mendia  ha anunciado que el Consejo de Gobierno decidiría sobre el abono o no de la extra a los funcionarios.