17 nov 2018 | Actualizado: 11:55
Miércoles, 05 de diciembre de 2012, a las 18:41

Redacción. Pamplona
El consejero portavoz del Gobierno foral, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha afirmado que, tras aplazarse la aprobación de la reforma en el ámbito sanitario, será "mejor todavía" una reforma que "cumpla los objetivos" previstos por el Ejecutivo y "cuente con la implicación y la involucración de los colectivos sanitarios".

Sánchez de Muniáin, consejero portavoz del Gobierno.

Tras la sesión de Gobierno, Sánchez de Muniáin ha señalado que la reforma sanitaria prevista desde el Ejecutivo foral "está orientada a mejorar la atención al paciente" y "hacer más sostenible el sistema sanitario para que de esta manera se puedan mantener las prestaciones sin incrementar el coste que los ciudadanos tienen que pagar por ello".

Según ha indicado,  la Administración valora "positivamente" el "cambio de disposición por parte de diversos colectivos sanitarios que se ha concretado en la desconvocatoria de la huelga que tenían previsto llevar a cabo" y por ello "ha decidido aplazar la aprobación de este decreto de la reforma sanitaria".

El PSN valora positivamente la "paralización" del Decreto

La secretaria ejecutiva del PSN, María Chivite, ha valorado "positivamente" la decisión del Gobierno de Navarra de "retirar" el Decreto Foral por el que se regular el horario y la atención continuada y urgente en la atención primaria de Navarra, "tal como el Partido Socialista había exigido mediante una moción presentada en el Parlamento foral el pasado mes de noviembre".

El PSN exigía en su moción "la paralización del proyecto de Decreto Foral por considerar que contraviene el principio de equidad y porque, de facto, implicará peor atención a los pacientes, peor calidad en la prestación de los servicios, y porque discriminará a las personas que vivan en zonas poco pobladas".

La dirigente socialista ha asegurado que "el Ejecutivo ha estado haciendo muy mal las cosas en este tema, sin escuchar a los profesionales de atención primaria, que son quienes mejor conocen el servicio que prestan". "Vamos a seguir defendiendo una sanidad pública de calidad, digna, que atienda por igual a todas las personas, y que no discrimine a nadie por vivir en una zona u otra", ha indicado María Chivite.