13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Gobierno confirma los recortes en el sector público

El ejecutivo se ajusta a las medidas estatales para mantener la estabilidad presupuestaria

Viernes, 26 de octubre de 2012, a las 14:16

Redacción. Zaragoza
Con objeto de adaptar la normativa autonómica a las disposiciones del Real Decreto 20/2012 de 13 de junio, el Gobierno de Aragón ha tomado varias medidas de carácter extraordinario en ámbito del sector público.

Esta nueva ley, que ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y el Boletín Oficial de Aragón (BOA), tiene como objetivos “la optimización de recursos, mejora en la gestión y transparencia de la Administración y el incremento de la productividad”, según reza en el propio texto.

Luisa Fernanda Rudi, presidenta del Gobierno de Aragón.

Uno de los puntos más importantes de la ley es el que concierne a la supresión tanto de la paga extraordinaria como de la paga adicional de complemento específico o pagas adicionales equivalentes en diciembre de 2012. En caso de no contar con pagas de este tipo el recorte, que se aplicará a personal funcionario y laboral que alcancen el cómputo del 1,5 del salario mínimo inter profesional, se realizará una reducción de una catorceava parte las retribuciones totales anuales, excluidos incentivos al rendimiento, entre las nóminas pendientes de percibir en el presente ejercicio.

Otro de los elementos que ha sufrido variaciones es el de la incapacidad laboral. A partir de ahora, se reconocerá al persona funcionario, estatutario y laboral un complemento retributivo del cincuenta por ciento de las retribuciones que se vinieran percibiendo en el mes anterior al de causarse la incapacidad. Dicho complemento aumentaría a partir del cuarto día de incapacidad hasta un 75 por ciento para pasar al cien por cien a partir del vigésimo.

El procedimiento se vería alterado únicamente en caso de hospitalización, intervención quirúrgica o cuando la incapacidad derive de contingencias profesionales, en cuyo caso se cobraría el cien por cien desde el primer día.

Además, la ley contempla la suspensión de todos los convenios que los profesionales del sector público hayan firmado con los sindicatos y supongan obstáculos para su cumplimiento, así como la posibilidad de solicitar la prolongación de la permanencia en el servicio activo del Servicio Aragonés de Salud para profesionales por encima de los 65 años.