19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

“El Gobierno cántabro es el que más apoya a los dependientes”

En la actualidad 16.800 cántabros se benefician de las prestaciones de la Ley de Dependencia

Miércoles, 02 de marzo de 2011, a las 15:18

El presidente Revilla y la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, colocan la primera piedra de la residencia.

Redacción. Santander
El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, han destacado que el Gobierno cantabro, con casi 17.000 personas atendidas en estos momentos, es “el que más apoya a los dependientes”, especialmente a los mayores.

Revilla y Gorostiaga han asistido a la colocación de la primera piedra de la nueva Residencia Geriátrica de San Felices de Buelna, que abrirá su sus puertas en verano de 2012, tendrá capacidad para 82 plazas y dará empleo a 45 personas. El centro, que se ubicará en Tarriba, será gestionado por el Grupo Ballesol y el Gobierno regional colaborará en la concertación de las plazas.

Para el presidente, la “mayor revolución” del siglo XX y XXI es el cambio producido en el concepto de ancianidad, ya que la esperanza de vida ha incrementado considerablemente y hoy en día hay instalaciones “dignas” para atender a quienes más lo necesitan.

Además, ha considerado “de justicia” que la sociedad actual reconozca el esfuerzo que nuestros ancianos realizaron para que hoy España y Cantabria disfruten del mayor bienestar de su historia. “Una sociedad no se puede considerar justa y progresista si no compensáramos a quienes tiraron del país en momentos terribles”, ha dicho.

Actualmente, ha explicado Gorostiaga, Cantabria es la Comunidad Autónoma con más personas atendidas por cada cien habitantes. En el marco de la Ley de Dependencia se presta asistencia en la región a 16.800 personas y se estima que este año se superen las 20.000 al afrontar el último tramo de aplicación, el que afecta a personas con una situación de dependencia moderada.

Para continuar en esta línea, ha añadido, la gestión pública de los Servicios Sociales, incluido el Sistema de Atención a la Dependencia, ha incrementado su presupuesto de los 68 millones de euros de hace dos legislaturas a los casi 200 millones con los que cuenta en 2011.