Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Gobierno asegura que sufraga “más del 80%” del coste de la Dependencia

Ha insistido en que todas las comunidades autónomas se han mostrado en desacuerdo con el actual Sistema Estatal de la Dependencia por su “insuficiencia financiera”

Martes, 30 de abril de 2013, a las 19:20

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La consejera de Políticas Sociales, Inés Rojas, ha asegurado que el Gobierno de Canarias está pagando "más del 80 por ciento" del coste de los servicios de la Ley de Dependencia, y ha lamentado el "cada vez mayor" distanciamiento financiero entre el Estado y las comunidades autónomas en la aplicación de esta ley.

Inés Rojas, consejera de Políticas Sociales.

En comisión parlamentaria, Inés Rojas ha recordado que la ley obliga al Estado a financiar el 50 por ciento del coste de la ley, pero dijo que en la práctica "tan sólo lo hace en un 20 por ciento", una aportación que "aún es más baja" con los recortes que se han venido aplicando.

La consejera ha insistido en que todas las comunidades autónomas se han mostrado en desacuerdo con el actual Sistema Estatal de la Dependencia por su "insuficiencia financiera" y porque "no se tiene en cuenta el coste real de los servicios".  

Preguntada por el último dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia, que elabora la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, Inés Rojas ha informado de que se está planteando la posibilidad de incorporar la totalidad de las prestaciones asistenciales al sistema de dependencia.

De hecho, destacó que los trabajos conjuntos entre las diferentes administraciones públicas hace que para este año los convenios establecidos con los cabildos contemplan un incremento de los recursos públicos que rozan el 100 por ciento, además de la incorporación de recursos conveniados o concertados, así como el Servicio de Ayuda a Domicilio.

Recordó, además, que los dictámenes que realiza la Asociación hacen una valoración "sesgada" con la que Canarias "no está de acuerdo" porque "ya contaba con un sistema propio de atención a personas en situación de dependencia que tuvo que desmantelar para dar cabida a la ley estatal".