13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Gobierno asegura que no ha cambiado la asistencia sanitaria a la región navarra de Bortziriak

Recuerda que Osakidetza atendió en 2010 a 1.400 pacientes navarros en los centros de Irún y San Sebastián

Sábado, 07 de enero de 2012, a las 15:21

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad.

Redacción. Vitoria
El Departamento de Sanidad del Gobierno vasco ha asegurado que la asistencia que presta a los pacientes de la zona Navarra de Bortziriak se está desarrollando “con total normalidad” y “sin modificación alguna” respecto de la atención que les venía prestando hasta ahora. Alcaldes de la región navarra de Bortziriak han denunciado que el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza “niega” la atención sanitaria especializada a los habitantes de la comarca.

Según han afirmado los ediles, hasta hace pocas semanas, sus habitantes acudían a los hospitales guipuzcoanos de Irún (a alrededor de 15 kilómetros) o de San Sebastián (35 kilómetros), mientras que ahora, “la mayoría de patologías está siendo derivadas” a Pamplona.

El Departamento de Sanidad, a través de un comunicado, ha asegurado que presta a los pacientes de esta zona de Navarra “la misma atención sanitaria que ha venido ofreciendo históricamente”. En esta línea, ha manifestado que la asistencia a los ciudadanos de esa zona en los centros de Osakidetza “se realiza con total normalidad, sin ninguna modificación respecto de la atención que se ha venido prestando hasta ahora”.

La consejería dirigida por Rafael Bengoa ha recordado que Osakidetza atendió en 2010 a 1.400 pacientes navarros en los centros de Irún y San Sebastián, “cubriendo las necesidades de hospitalización, consultas de especialidades, ingresos de media estancia, transporte y diversas terapias”.

Esta atención, tal y como ha afirmado, “responde al convencimiento de la importancia de mantener un sistema de atención a los pacientes basado en la solidaridad y en la lógica de la cercanía geográfica”.
De esa forma, ha insistido en que los ciudadanos de Bortziriak “están haciendo uso de los servicios sanitarios gipuzcoanos en las mismas condiciones que lo han venido haciendo históricamente”.