Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Miércoles, 19 de diciembre de 2012, a las 21:59

Redacción. Pamplona
El Gobierno ha aprobado el decreto foral que reforma el horario de atención de los centros de salud y las modalidades de atención de urgencia, en particular en las zonas rurales. Un nuevo modelo, según la consejera Marta Vera, diseñado para “mejorar la calidad del servicio", especialmente a los enfermos más vulnerables, y "optimizar recursos y contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario de salud" con criterios de “accesibilidad geográfica y proporcionalidad”.

Marta Vera, consejera de Salud.

La reforma, que conlleva un ahorro estimado de 3,5 millones de euros anuales, se centra en dos pilares: refuerzo de la Atención Continuada (no demorable), para mejorar la atención a los enfermos que precisan un seguimiento especial (múltiples enfermedades, crónicos graves, cuidados paliativos, enfermos agudos) y reordenación de urgencia extrahospitalaria en zonas rurales.

En relación con las urgencias, en 23 de los 45 Puntos de Atención Continuada y Urgente (PAC) rurales se introduce el sistema de localización en los horarios de menor demanda asistencial (el personal estará a menos de 15 kilómetros, con una remuneración del 70 por ciento del trabajo físico). Otros 17 centros mantienen la atención presencial las 24 horas del día y en 5 (centros especiales) persiste el sistema de localización.

“Esto no significa que se destinen menos recursos sanitarios a los núcleos rurales con poca población”, ha dicho Vera, quien ha señalado que “lógicamente, se destinan muchos más recursos en esas zonas que en otras de Navarra”. Con el nuevo modelo de atención, más del 99 por ciento de la población se encontrará a menos de 30 minutos de un centro. En concreto, el 90 por ciento a menos de 10 minutos; el 9,6 por ciento a menos de 20 minutos; y el 0,42 por ciento a menos de 30 minutos. El 0,006 por ciento (399 habitantes) se halla a más de 30 minutos.

La implantación de la nueva organización tendrá lugar previsiblemente en febrero de 2013, una vez resuelta la adscripción del personal. La desaparición del Servicio de Urgencias Rurales (SUR) conlleva la amortización de 125 plazas de personal médico y 124 de DUE, y la creación del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), que trabajarán en turnos de mañana, tarde y noche y prestarán la Atención Continuada y Urgente, con 100 plazas de médico y 105 de enfermero. Con el excedente, se reforzarán los equipos de Atención Primaria y Urgencias de AP.

Tras la publicación del decreto foral hoy aprobado en el Boletín Oficial de Navarra, se abrirá un plazo de 15 días para que el personal afectado por la supresión de plazas – todos funcionarios- pueda optar a las plazas ofertadas (se tendrá en cuenta la antigüedad en la plaza y en el SNS, entre otros criterios) y, posteriormente, se convocarán concursos de traslados generales y abiertos a toda la Atención Primaria.

El Parlamento exige la “inmediata paralización”

La Comisión de Salud ha aprobado con los votos favor de PSN, Bildu, NaBai, e I-E y los votos en contra de UPN y PPN, una resolución por la que la Cámara navarra "exige la inmediata paralización de la tramitación del decreto foral por el que se regula el horario de funcionamiento de los centros de salud y de los puntos de atención continuada y urgente en Atención Primaria".

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por PSN, indica que la reorganización interna de los equipos de Atención Primaria "discrimina" a los usuarios de zonas poco pobladas y, por tanto, contraviene el principio de "equidad" recogido en la Ley Foral 17/2010 de derechos y deberes de las personas en materia de salud.

El grupo proponente entiende, además, que la reestructuración que se proyecta "carece del consenso", y podría "afectar a la atención de las urgencias, aumentando los tiempos de espera".

Satse y el Sindicato Médico dicen haberlo rechazado “en todo momento”

El sindicato de enfermería Satse y el Sindicato Médico de Navarra han manifestado su "indignación" por "la utilización absolutamente torticera del proceso que estos sindicatos ha llevado a cabo en el legítimo intento de paralizar y negociar las condiciones laborales para la Atención Primaria".

Según han expuesto, "en ningún momento" han dado su aprobación a dicho Decreto, "tal es así que, tras intensas negociaciones, los responsables de Salud seguían manteniendo el diseño y estructura del mismo". "Situación por la cual el día 17 de diciembre finalizó la negociación sin que hubiera acuerdo", han agregado, para afirmar que en la Mesa Sectorial del día 18 de diciembre manifestaron también su oposición al decreto.

Según han dicho, "todo ello lo interpretamos como una estrategia de ataque a nuestras organizaciones sindicales por el proceso de negociación".