19 nov 2018 | Actualizado: 14:30

El General de Alicante extirpa sin cirugía nódulos de mama benignos

La Unidad específica del centro utiliza un sistema de “biopsia por vacío”

Miércoles, 20 de marzo de 2013, a las 13:34

Redacción. Alicante
La Unidad de Radiología de la Mama del General de Alicante, integrada en su Servicio de Radiodiagnóstico, lleva a cabo una técnica de nueva cuña para la extirpación de nódulos mamarios de naturaleza benigna que, según se ha calculado, reduce los costes del tratamiento indicado en estos casos el 82 por ciento, ya que permite eludir la cirugía y reducir la morbilidad asociada a la terapia quirúrgica tradicional.

José Antonio Viudas, gerente del Departamento de Salud de Alicante-Hospital General.

Esta unidad, en la actualidad integrada por los especialistas Margarita García Franco, Miriam Reche Blanes y José María Ballesteros, cuenta con una trayectoria de casi 20 años de historia. Los expertos citados, junto con un diplomado en Enfermería y tres Técnicos de Rayos, disponen en  sus instalaciones de un mamógrafo analógico con un sistema digitalizador, un ecógrafo de alta gama y una mesa-prono para realización de biopsias en lesiones no palpables.

Prueba de la fama cultivada por esta división del centro es la visita, este miércoles, de la reconocida radióloga Mercedes Torres, coordinadora de la Unidad de Radiología de la Mujer del grupo Hospital de Madrid, para formarse en la extirpación de nódulos mamarios benignos.

La técnica en liza es novedosa por cuanto se vale de un sistema de “biopsia por vacío” para extirpar e nódulo benigno de la mama. “Se ha podido desarrollar gracias a mejoras en la técnica de biopsia, en los dispositivos utilizados, con un aumento del grosor de las agujas y con mecanismos de recogida de muestras más rápidos, lo que ha permitido, en algunos casos, la desaparición completa de la patología”, ha explicado Ballesteros,.

Aparte del ahorro económico derivado de su uso, son las pacientes los que van a experimentar numerosas ventajas con el procedimiento, ya que se evita el paso por el quirófano realizándose una técnica de mínima invasión con anestesia local, que no precisa ingreso y que reduce tanto las probabilidades de infección como  el tamaño de la cicatriz posquirúrgica.

Esta técnica está indicada en la extirpación electiva de nódulos benignos, que podrían ser controlados con seguimiento ecográfico, pero que producen gran ansiedad a las pacientes. Está en especial indicada en mujeres jóvenes con lesiones múltiples, en las que hay una alta probabilidad de necesitar cirugías múltiples a lo largo de su vida. También se aplica como tratamiento de la secreción patológica por el pezón en caso de papiloma.

Referencia provincial

En cuanto a la actividad de la Unidad de Radiología de Mama del centro, ha llevado a cabo más de 7.000 mamografías, más de 4.000 ecografías y más de 700 punciones y biopsias de mama. Además, se han realizado 200 localizaciones prequirúrgicas con arpón de lesiones malignas de mama.

“A día de hoy no contamos con lista de espera, podemos decir que tenemos la patología al día. Tratamos a mujeres sintomáticas y pacientes procedentes tanto del Servicio de Oncología como de consultas ginecológicas”, ha precisado Ballesteros. Resulta destacable el hecho de que el General de Alicante sea el primer centro sanitario público de la provincia en contar con una mesa prono, que permite realizar biopsias en lesiones no palpables.

Los especialistas aseguran que, en el cáncer de mama, la importancia radica en los programas de screening y de diagnóstico precoz, que hacen que se detecten las posibles lesiones malignas con un menor tamaño, lo que lleva aparejada una mayor supervivencia.