17 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Lunes, 24 de octubre de 2011, a las 18:03

Redacción. Madrid
Aragón destina una media de 246,33 euros por habitante en servicios sociales, una cifra similar a la media nacional, que está en 256,30 euros, según un informe de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales elaborado con datos del Ministerio de Economía y Hacienda correspondientes a 2009.

Estos datos revelan que la comunidad que más gasta es el País Vasco, donde se invierte más dinero per cápita en protección social, con un total de 683,81 euros. Le siguen Navarra, con 456,9 euros; Castilla-La Mancha, que emplea 412,77 euros; Cantabria, con 351,23; La Rioja, 304,15 y Extremadura, donde el gasto por habitante asciende a 303,07 euros.

En el lado opuesto está las que menos gastan, que son Baleares, que destina 97,35 euros, Valencia, 119,61 euros; Canarias, 137,50 euros; Madrid, 197,8 euros y Murcia, 209.97 euros. También está por debajo de la media Galicia, con un gasto de 233,3 euros por persona.

Rondando la media nacional se encuentran Asturias, donde se emplean 272,54 euros por ciudadano; Cataluña, con 267,37 euros; Andalucía, que destina 260,35 euros; Castilla y León, donde son 257,81 euros; y Aragón, con un total de 246,33 euros por habitante en servicios sociales y protección social, según el informe.

La asociación estima que con la aplicación de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia el presupuesto para Servicios Sociales ha ido menguando de forma progresiva desde el año 2008 ya que, si bien hasta 2010 las partidas se mantuvieron estables, el porcentaje destinado a dependencia ha sido cada vez mayor.

Así, explican que las comunidades autónomas aportaron casi 3,4 millones de euros a la dependencia en 2010 y casi 5,5 millones de euros a otros servicios sociales. Un año antes, la dependencia se llevó 1,8 millones y el resto de políticas de promoción social sumaron 7,1 millones de euros.

Este cambio en la balanza se produce en un momento en que la demanda de peticiones de ayuda a los servicios sociales se ha incrementado un 40 por ciento. Según han explicado los responsables de la asociación durante el XVII Congreso Estatal con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, el 21,8 por ciento de los ciudadanos se encuentran bajo el umbral de riesgo de pobreza, un 11,4 por ciento más que el año anterior.