20 nov 2018 | Actualizado: 15:20

El Ejecutivo abonará la parte devengada de la extra de 2012 el próximo año

Tendrá un impacto presupuestario que rondará los 50 millones de euros

Martes, 28 de octubre de 2014, a las 18:27
Redacción. Bilbao
El Gobierno vasco abonará en 2015, los primeros 44 días correspondientes a la paga extraordinaria devengada entre el 1 de julio y 31 de diciembre de 2012, retirada por decreto del Gobierno español. Así, las alrededor de 70.000 personas que trabajan en la Administración Pública Vasca recibirán el importe correspondiente a aproximadamente un cuarto de la paga extra suprimida, lo que tendrá un impacto presupuestario que rondará los 50 millones de euros. Esta medida no afectará a quiénes, a lo largo del segundo semestre de 2012 y en fechas anteriores a que se ordenara la suspensión del pago de la extra, recibieron alguna cantidad por ese concepto.

Además, el Gobierno ha decido adelantar, por tercer año consecutivo, las pagas extraordinarias del año que viene a los meses de enero y julio de 2015. El Gobierno vasco ha tomado esta decisión al considerar que aún es pronto para volver recuperar la normalidad en las fechas de cobro de las pagas extraordinarias. Si no se adoptara esta medida, el Gobierno cree que podría afectar negativamente al consumo en Euskadi. Ambas decisiones están incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2015 de Euskadi.