11 dic 2018 | Actualizado: 21:10

El Consejo Médico estudia posibles irregularidades de la Ley de Medidas Complementarias

Piden a la Junta que suspenda “todas aquellas medidas injustas y discriminatorias que las autoridades sanitarias están adoptando”

mié 11 abril 2012. 15.17H

Redacción. Ciudad Real
Los servicios jurídicos del Consejo Autonómico del Colegio de Médicos de Castilla-La Mancha analizan la Ley de Medidas Complementarias para la aplicación del Plan de Garantías de Servicios Sociales Básicos del Gobierno regional, para evaluar "aquellos puntos en los que esta ley pueda estar incurriendo en alguna irregularidad que comprometa preceptos jurídicos de rango superior".

Francisco Parra, presidente del Consejo de Médicos.

Así lo ha anunciado en nota de prensa el Consejo de Médicos regional, en la que han denunciado el "injusto y discriminatorio" trato diferencial que esta ley hace de los profesionales de la Medicina con respecto a otros empleados de la función pública de Castilla La Mancha.

"Es una ley injusta, arbitraria y hace escarnio público, absolutamente injustificado, del colectivo de los médicos de Castilla-La Mancha, responsabilizándolos de una situación en cuyo origen jamás se ha participado", han condenado.

Así las cosas, el Consejo Autonómico del Colegio de Médicos de Castilla-La Mancha ha denunciado la negativa de las autoridades sanitarias del Gobierno de Castilla-La Mancha a entablar diálogo alguno con los colegios de médicos de la región, lo que, a su juicio, "supone un agravio comparativo con lo acontecido en otras Comunidades Autónomas y resulta un desprecio absoluto a la profesión médica".
"Refleja, además, --continúan los médicos de Castilla-La Mancha--un comportamiento impropio de quien debe consensuar, por mandato de la ciudadanía, la adopción de medidas eficaces y no imponer bruscamente criterios, a nuestro juicio, totalmente erróneos".

Dispuestos a colaborar

Conscientes de la "grave" situación de crisis económica en la que vive la región, los representantes del Consejo Autonómico dicen estar abiertos a colaborar "activamente en la toma de decisiones que redunden en el control del gasto sanitario evitando dañar los intereses de los pacientes".
"Los Colegios de Médicos son los garantes de la honorabilidad profesional y de la calidad asistencial que reciben nuestros pacientes, y no pueden ni deben eludir dicha responsabilidad en aquellas situaciones en las que ambas se ven amenazadas y lesionadas. Toda medida que afecta al ejercicio profesional de la Medicina debe ser, cuando menos, evaluada conjuntamente con los actores ineludibles de la misma, los médicos", han insistido.