Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:00

El Complejo Hospitalario de Navarra reorganiza la asistencia neurológica

También unifica los servicios y actividades de Hematología y Hemoterapia

Viernes, 27 de mayo de 2011, a las 12:12

Redacción. Pamplona
El Complejo Hospitalario de Navarra está desarrollando diversas estrategias para establecer estructuras directivas comunes, acometer la fusión de servicios duplicados, la unificación de circuitos, procedimientos y protocolos, o la organización por procesos. Así, ha anunciado la reorganización de la asistencia neurológica pública, tras crearse una unidad funcional única, que engloba los hospitales Virgen del Camino, Hospital de Navarra, ambos en la zona sanitaria de Pamplona, y Hospital Reina Sofía de Tudela. Cada uno de ellos tiene su propio equipo de neurólogos, con una capacidad muy desigual para la realización de exploraciones complementarias en horario laboral, según ha informado el Gobierno Foral. En la misma línea, el Gobierno Foral ha determinado unificar los Servicios y las actividades de Hematología y Hemoterapia del Complejo Hospitalario de Navarra.

Jaime Gállego, jefe del Servicio
de Neurología del Complejo Hospitalario
de Navarra.

El objetivo de la Administración es impulsar una unión funcional más estrecha de servicios, potenciar y consolidar sus actividades y objetivos con un mayor desarrollo cualitativo y, al mismo tiempo, desarrollar nuevas estrategias y lograr nuevos objetivos y mayor eficacia. La unificación pretende lograr una asistencia de elevada calidad y eficiencia juntamente con la satisfacción profesional de todos y cada una de las personas que integran los servicios de Neurología.

La investigación y la formación serán un aspecto vital en la dinámica de mejora continua de los nuevos servicios, “en aras a satisfacer las necesidades de salud de los ciudadanos del área de referencia, con equidad, calidad y eficiencia”. En los aspectos organizativos del Servicio se tendrá presente de forma prioritaria, la opinión y necesidades de los enfermos.

Además, desde el Gobierno Foral se considera fundamental la participación de los profesionales en la organización del servicio, así como su implicación para la consecución de los objetivos. Se considerará como la fórmula organizativa y de gestión más eficiente y orientada a favorecer la implicación de los profesionales en la consecución de los objetivos.