12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El CHN “reconocerá” el esfuerzo del enfermero

El 18 de julio cambió la totalidad del equipo directivo del Complejo

Miércoles, 18 de septiembre de 2013, a las 16:02

Javier Barbado. Madrid
El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) se halla inmerso en un cambio profundo desde hace poco más de dos años, cuando la consejera del ramo autonómica, Marta Vera, nombró a nuevos directivos para que llevaran a cabo la fusión de los dos principales hospitales pamploneses: el antiguo Hospital de Navarra y el Virgen del Camino. El pasado 18 de julio, la propia Vera ordenó un cambio “en bloque” de la dirección del Complejo, que continúa sus planes de unificación de unidades, servicios y prestaciones de acuerdo con la actual directora de Enfermería, Mercedes Ferro, con quien ha conversado Redacción Médica para que defina sus planes para estos profesionales en los próximos meses.

Mercedes Ferro Montiu, directora de Enfermería
del Complejo Hospitalario de Navarra y vicepresidenta de ANDE.

En lo esencial –explica– se trata de hacer un solo proyecto a partir de dos hospitales, uno de los cuales se regía por una cultura organizativa propia del antiguo Insalud y otro de carácter más provincial, y también de una serie de centros especializados (por ejemplo, en aparato locomotor): “Queremos hacer un proyecto unificador a partir de una realidad muy dispersa y multidisciplinar, una sola organización a partir del Complejo, lo cual implica que muchos servicios y unidades de Enfermería se hallen inmersos en un importante proceso de cambio”.

Ante la pregunta del periodista de si los cambios en que encuentra inmerso el Complejo forman parte de una estrategia de ahorro y contención del gasto (como sucede en casi todas las comunidades autónomas), la directora de Enfermería asegura que, pese a que se incluya en ellos la necesidad de crear un proyecto sostenible, su principal finalidad radica en integrar un servicio que reciben unos 600.000 habitantes y que no estaba bien organizado, como lo demuestra la duplicidad de algunos servicios (caso de Digestivo o de Urología).

Entre los planes que Ferro tiene sobre la mesa destaca el área de desarrollo profesional de los enfermeros, lo que incluye aspectos de formación y también de incentivos o, al menos, de seguimiento del esfuerzo llevado a cabo por estos profesionales y de mejora de las formas de contratación, “una necesidad muy sentida por ellos”. En cuanto a la fusión de servicios, el reto de Ferro y del resto de directivos nombrados este verano pasa por contener las resistencias naturales al cambio, por una parte, e imprimir su sello personal para mejorar la asistencia de los pacientes: “En mi caso, voy a desarrollar una metodología de trabajo más participativa y una política de recursos humanos que incluya turnos más flexibles y la posibilidad de conciliar la vida personal y profesional”, anuncia.

Continuidad asistencial y enfermera de enlace

Por otra parte, la continuidad asistencial constituye un objetivo de casi todos los servicios de salud nacionales y Navarra no es la excepción. Por el momento, en el caso del CHN la competencia de la Atención Primaria está en manos diferentes a las que gobiernan la asistencia especializada (en otras autonomías se comienza a unificar también ambos niveles en una sola gerencia). En el caso de Enfermería, “se trabaja en la actualidad para crear el rol de la enfermera de enlace, que en realidad ya existe en la práctica debido a la demanda pero no está contemplada de una forma reglada”, explica Vera.

El CHN ha integrado a los antiguos hospitales Virgen del Camino y Hospital de Navarra además del Centro Príncipe de Viana, la antigua Clínica de Ubarmin, los centros ambulatorios de San Martin y Conde Oliveto y el Centro de Especialidades Tafalla.