Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 03 de octubre de 2012, a las 23:31

Redacción. Murcia
El Comité AntiSida de la Región de Murcia (Casmu), después de 22 años de trabajo en prevención de la transmisión del Sida, ha anunciado el cese de su actividad como consecuencia de la eliminación de las ayudas que recibían regularmente de la Dirección General de Salud Pública, organismo dependiente de la Consejería de Sanidad y Política Social. Así lo ha hecho saber el gerente del Comité AntiSida, Bartolomé de Haro, quien ha remarcado que hay una "ausencia total" de apoyo a sus actividades después de muchas negociaciones con la Comunidad Autónoma.

Bartolomé Haro.

Incluso, el Comité ha llegado a proponer la posibilidad de continuar con un 50 por ciento menos de apoyo económico a expensas de prestar estos servicios de una forma un poco más reducida de horarios. "Es una reducción muy difícil de soportar y estábamos dispuestos a hacerlo", añade

Sin embargo, lamenta que para la Comunidad Autónoma "no hay ninguna posibilidad de continuar aportando la subvención", y ha suprimido de forma total las ayudas. Por ello, sospecha que el Gobierno regional tiene "un interés claro de no continuar y acabar con nosotros, fulminarnos".

En este sentido, De Haro interpreta que a la comunidad autónoma "no le interesa" mantener esta ayuda, aunque "está más que demostrado", según todos los estudios, que la prevención y la realización de la prueba rápida para detectar el Sida "siempre es mucho más barato que el resultado de no hacerla". El hecho de evitar una infección o dos diagnósticos tardíos "supone compensar la subvención de todo un año", asegura, y lamenta que la administración autonómica "entierre" con esta decisión la prevención y "puede suponer la muerte de gente".

Reducciones

De Haro recuerda que el Comité recibía hace unos años 116.000 euros de la comunidad y el año pasado pasó a funcionar con 95.000 euros. La propuesta de Casmu era trabajar este año con una subvención de 70.000 euros y el año que viene con 60.000 euros.

Además, el gerente recuerda que la Comunidad se comprometió a pagar en 2012 un total de 70.000 euros que no se han aportado. Por ello, CASMU se ha quejado de que la Comunidad mantiene con ellos una deuda de 70.000 euros, a los que hay que sumar los 25.000 que el Gobierno regional adeuda del ejercicio 2011.

De Haro explica que, hasta ahora, sólo habían recibido este apoyo de la Comunidad Autónoma, mientras que el Ayuntamiento de Cartagena aportaba una cantidad más pequeña de 14.000 euros con las que no podría funcionar el Comité pero que "ha sido muy importante", remarca. Por el contrario, De Haro lamenta que el Ayuntamiento de Murcia llevaba más de diez años sin aportar dinero, y tampoco les ayudaba la Dirección General de Atención al Ciudadano y Drogodependencias, a pesar de tener competencia en el tema.