19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El Colegio de Médicos asegura “haber ganado la guerra de la exclusividad”

Una resolución judicial confirma su tesis y abala “la libertad” del profesional

Viernes, 09 de noviembre de 2012, a las 13:45

Redacción. Oviedo
Tras nueve años denunciando la normativa promulgada por el anterior gobierno de Vicente Álvarez Areces sobre la exclusividad de los facultativos de la sanidad pública, el Colegio Oficial de Médicos de Asturias asegura haber “ganado la guerra”, ya que una resolución judicial se ha pronunciado a su favor.

Carmen Rodríguez, presidenta del Colegio de Asturias.

El colegio pretende ser cauto porque aún no está publicada la sentencia y no se conocen todos sus términos. De todas formas, ha mostrado su “orgullo y alegría” porque “supone la confirmación” de la tesis defendida por la institución en contra de los supuestos de la Ley de Acompañamiento del Gobierno del Principado de Asturias de diciembre de 2002. Esta normativa obligaba a los médicos a tener dedicación exclusiva si querían trabajar en la sanidad pública.

La normativa fue objeto de un recurso interpuesto por el Colegio de Médicos de Asturias ante el Gobierno de España, aprobado en 2003 en Consejo de Ministros y elevado al alto Tribunal Constitucional para su consideración.

Según el Colegio, “han pasado nueve largos años, durante los cuales mantuvimos en todo momento, con todos los gobiernos de nuestra comunidad, nuestra vana esperanza de que alguno de ellos viese las cosas con claridad, entrara en razón o nos explicara por qué Asturias debía de ser tratada de manera diferente”. También señala que el actual consejero Faustino Blanco se mostraba a favor hace solo unos días de la exclusividad del médico del sistema público, “sin importarle el posible ahorro en este momento de crisis y recortes”, señala el comunicado del Colegio, que continúa criticando la importancia que se da “a la ideología” y a la “cerrazón”.

En su exposición de motivos, el colegio alude al derecho del médico a ejercer “en libertad”. Además, cree que lo más importante es “la defensa de la sociedad asturiana, de nuestros pacientes, la defensa de nosotros mismos como ciudadanos y como pacientes, ya que claramente esta legislación limitaba y cercenaba opciones de elección del ciudadano, opciones de elección trascendentales para su salud”

El comunicado del colegio finaliza señalando que “la legislación ha traído muchos daños”. El más grave ha sido el “empobrecimiento” de la sanidad asturiana, porque “se han ido de la comunidad, sin libertad, profesionales muy capacitados y excelentes y han dejado de venir muchos más, porque no estaban dispuestos a renunciar a unos pilares básicos de nuestra profesión el ejercicio en libertad y la libertad de nuestros pacientes y de toda la sociedad asturiana”.