14 nov 2018 | Actualizado: 17:00

El Colegio de Farmacéuticos, “satisfecho” con los presupuestos que “garantizan el cobro de las recetas”

Insiste en eliminar las tasas y descuentos de las ventas públicas de las oficinas de farmacia

Miércoles, 11 de noviembre de 2015, a las 10:30
Redacción. Madrid
El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, Luis González, se ha mostrado “tranquilo y satisfecho” con el proyecto de presupuestos presentado por el Gobierno de Cristina de Cifuentes para 2016. Las cuentas recogen una subida del 5,4 por ciento en el gasto en recetas, hasta proyectar un gasto total de 1.088,9 millones de euros el próximo año. Este incremento permite aventurar que las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid “seguirán cobrando las recetas dispensadas en tiempo y en forma, como ha venido sucediendo durante los últimos años”, ha afirmado el presidente del Colegio.

Luis González.

Durante su intervención en el Congreso de Autocuidado 2015, Luis González ha valorado también el “compromiso de pago” por parte de la Consejería de Sanidad de Madrid y ha celebrado que el proyecto de presupuestos de Madrid recoja un alza que “ofrece la tranquilidad económica de garantizar el cobro mensual de las recetas en 2016”. También ha mostrado su solidaridad con los compañeros de otras comunidades autónomas, como Cataluña, Extremadura o Comunidad Valenciana, que están sufriendo retrasos en los pagos por parte de la Administración.

El presidente del Colegio madrileño ha aprovechado para insistir en la necesidad de que se eliminen las tasas y descuentos aplicados a las ventas públicas de las oficinas de farmacia desde el año 2000. “Las farmacias no pueden seguir pagando estos impuestos cuando hay más de 600 oficinas en España que necesitan subvenciones para seguir abriendo sus puertas”, ha recordado.

Entre 2010 y 2014, las farmacias madrileñas han contribuido con un total de 230 millones de euros a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, cuando hay 50 farmacias en la región que reciben ayudas mensuales por estar consideradas de “viabilidad económica comprometida”. “Es el momento de devolver a la farmacia este esfuerzo, es de justicia”, ha reclamado.

Luis González ha incidido en los aspectos económicos de la farmacia al demandar también la recuperación de los medicamentos de diagnóstico hospitalario que se han retirado del canal de oficina de farmacia y la dispensación de todas las vacunas. En su opinión, se trata de medidas que frenarían el deterioro de los márgenes profesionales de la farmacia y la base necesaria para desarrollar nuevos servicios profesionales a la población.