Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

El Caiber desaparecerá en 2013 por falta de fondos

Joaquín Arenas señala que la estructura actual es “insostenible” económicamente y agradece a Casariego su labor como director científico

Lunes, 07 de mayo de 2012, a las 19:33
Javier Leo. Madrid
El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha decidido suprimir el Consorcio de Apoyo a la Investigación Biomédica en Red (Caiber) a partir del próximo año 2013, para convertirlo en una “red temática de investigación cooperativa de investigación clínica”, según ha explicado a Redacción Médica el director del ISCIII, Joaquín Arenas. El motivo principal de esta “transformación” es la “estructura económicamente insostenible” que mantiene el Caiber, con entidad jurídica propia y una unidad central “altamente costosa”, indica Arenas.

Joaquín Arenas, director del ISCIII.

“Desde hace dos años”, apunta, “el Caiber ha pasado de recibir diez millones de euros anuales a tan solo tres. Durante los dos últimos ejercicios, la entidad ha sobrevivido gracias a los remanentes de otros años, pero la situación ha llegado a su límite y hemos decidido tomar la decisión estratégica de reorientar su estructura para garantizar un soporte a la I+D sanitaria española”. Para Arenas, el cambio “sigue la tendencia establecida por el Gobierno de eliminar entidades públicas con personalidad jurídica” y, aunque reconoce que no es la solución “óptima”, si es “idónea” para “establecer una red de investigación sólida para los próximos cuatro años”.

Dicha red, recibirá los tres millones de euros de asignación que hasta ahora pertenecían al Caiber y estará formada por las unidades de investigación clínica españolas más potentes que se presenten a la convocatoria de la Acción Estratégica en Salud (AES) 2013. De esta convocatoria en régimen de concurrencia competitiva “saldrá un médico de una de las unidades clínicas, que será el encargado de coordinar el proyecto”, explica el director del Carlos III, quien ha confirmado que la dirección científica, el consejo rector y todos los órganos dependientes del Caiber desparecerán antes de diciembre de este año.

Estos tres millones de euros "serán suficientes para asegurar que las unidades de investigación clínica de los hospitales puedan seguir con sus trabajos". "La diferencia es que ahora el dinero irá directamente a los hospitales y no a la unidad central de apoyo a la investigación del doctor Joaquín Casariego", director científico del Caiber, ha explicado Arenas. Hasta ahora, esta entidad coordinaba unos 60 ensayos clínicos y cuenta con entre 20 y 25 trabajadores en su unidad central, además de los representantes de las unidades periféricas que tenía en 37 hospitales y 3 unidades de Atención Primaria españolas.

Desde el Caiber aseguran que se trata de una decisión "unilateral"

Fuentes del Caiber consultadas por este diario han lamentado la eliminación de este organismo y han acusado al ISCIII de tomar la decisión de forma “unilateral”. En este sentido, Arenas ha argumentado que el anuncio “se está haciendo con mucha antelación e informando primero al director científico y a todas las entidades consorciadas que cogestionan el Caiber”. “El equipo dirigido por Casariego”, comenta el director del ISCIII, “ha hecho un trabajo importante en el fomento de la investigación sanitaria española, pero es necesario un cambio de orientación, en aras de mantener el sistema de I+D en salud y la sostenibilidad del sistema”.

Reformas “de calado” que no afectarán a CNIO ni a CNIC

“Son tiempos muy difíciles e intentaremos hacer el menor daño posible haciendo más con menos”, ha dicho Arenas, que también ha avanzado “reformas de calado” en el resto de redes de investigación que, “de ningún modo”, afectarán a otros grandes organismos dependientes del ISCIII, como el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) o el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC).