Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Viernes, 22 de febrero de 2013, a las 11:24

Redacción. Logroño
El Boletín Oficial de La Rioja ha publicado la Orden 2/2013, de 19 de febrero que tiene por objeto establecer el procedimiento mediante el cual se hará efectivo el reintegro a los pensionistas o sus beneficiarios del exceso de aportación en la prestación farmacéutica ambulatoria.

José Ignacio Nieto, consejero.

De esta forma, José Ignacio Nieto informaba que en La Rioja para el día 28 de febrero se reintegrarán a los 15.679 pensionistas o beneficiarios de pensionistas los 523.239,76 euros, correspondientes al exceso de aportación del período de seis meses, comprendido de julio a diciembre de 2012; en este sentido, las devoluciones mantendrán una periodicidad máxima semestral, de manera que la siguiente fecha para reembolsar estas cantidades será en agosto de este año, y corresponderá al período de enero a junio 2013.

Además, otros 11.223 pensionistas, con derecho a devolución igual o inferior a siete euros, no percibirán su reintegro debido a que el coste de la tramitación supera la cantidad a devolver. La cuantía adeudada se acumulará a la cantidad a devolver en el siguiente período de reintegro. De la misma manera, el resto de los pensionistas de La Rioja no tendrán derecho a ningún tipo de reintegro, puesto que su gasto farmacéutico mensual no superó el margen de aportación previsto. Por tanto, a sólo 2 de cada 10 pensionistas riojanos se les devolverá el exceso de aportación en este primer semestre, tras la entrada en vigor del Decreto.

En el conjunto de los seis meses, de los 26.902 pensionistas que han aportado por encima de los topes máximos, en 11.223 casos no han llegado a los 7 euros/mes. Y en cuanto al resto, 15.679 pensionistas, a más de 6.000 se les reintegrará una cantidad equivalente a entre 1 y 3 euros/mes; a más de 7.000 pensionistas, entre 3 y 10 euros/mes; y a unos 2.000 se les reembolsará más de 10 euros/mes. La Consejería de Salud y Servicios Sociales está trabajando actualmente en la mejora de sus sistemas de información, al objeto de evitar situaciones de desequilibrio económico importante para los usuarios.

Los pacientes pensionistas y sus beneficiarios aportan un 10 por ciento del precio del medicamento, excepto en los fármacos de aportación reducida en los que el paciente abona un máximo de 4,13 euros por envase, cuando su precio habitualmente es muy elevado, por ejemplo insulinas, anticoagulantes orales, inmunosupresores (tratamientos oncológicos) o antipsicóticos. Asimismo el 10 por ciento de aportación está sujeto a los topes máximos mensuales: 8 euros para las personas cuya renta sea inferior a 18.000 euros; 18 euros para las personas con renta superior a 18.000 euros e inferior a 100.000 euros y, 60 euros para los que tengan una renta superior a 100.000 euros.