Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El BNG pide la retirada de la reordenación de áreas sanitarias

Asegura que "aumenta" los pacientes del área de Santiago

Viernes, 17 de enero de 2014, a las 16:41
Redacción. Santiago de Compostela
El portavoz del grupo municipal del BNG de Santiago, Rubén Cela, ha criticado que la reordenación de las áreas sanitarias impulsada por la Xunta provocará que Santiago tenga que acoger "300.000 potenciales pacientes más sin que se" amplíen los recursos técnicos, humanos ni económicos".

En una rueda de prensa celebrada este viernes, el portavoz nacionalista ha mostrado la preocupación del BNG ante el anuncio de Sanidade de "modificar el área de referencia sanitaria de Santiago a partir del 1 de febrero", cuando, en los ámbitos de hemodinámica y cardiología intervencionista, los pacientes de Pontevedra y del Salnés empezarán a depender del hospital de Santiago.

"Detrás de esto existen motivaciones no estrictamente técnicas, pues hay un intento claro de maquillar las listas de espera, de la pésima gestión del PP en el área sanitaria de Vigo y se trata de una medida incluida en un proceso de paulatina privatización de la sanidad pública", ha indicado.

Para Rubén Cela esta medida "responde a una lógica de desvalorizar la sanidad pública para garantizar la ampliación de las cuotas de mercado de la sanidad privada" y, por ese motivo, ha anunciado que la formación nacionalista formulará estas preguntas en el Parlamento y exigirá "la retirada de esta reordenación" y la "apertura de un proceso de diálogo con los agentes implicados".

En este sentido, se ha referido a la "falta de dotación de recursos técnicos, humanos y económicos" que se derivan de esta decisión, de los plazos para su entrada en vigor, del cumplimiento de la ley de garantías que contempla que a partir de 60 días de espera la libre elección del centro por parte de los pacientes, así como a "si hubo evaluación de las consecuencias prácticas para el conjunto de la población o como se van a concretar las urgencias en estas especialidades".

"La organización de las áreas sanitarias tiene que responder a criterios de eficacia, de eficiencia pero también debe de minimizar los prejuicios para los pacientes y para sus familias y amistades", ha indicado el BNG antes de considerar "evidente" que para un vecino de Pontevedra "no es indiferente desplazarse 20 kilómetros a Vigo o 65 a Santiago".