Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El banco de cordón umbilical recibe el reconocimiento de la ONT y las sociedades científicas

En reconocimiento a la calidad de la labor en la obtención y procesamiento de la sangre

Viernes, 13 de febrero de 2015, a las 13:49
Redacción. Madrid
El Banco de Sangre de Cordón Umbilical de la Comunidad de Madrid, perteneciente al Centro de Transfusión de la Consejería de Sanidad, ha recibido este viernes la certificación que le ha otorgado la Fundación CAT y la Organización Nacional de Trasplantes reconociendo así la calidad de la labor en la obtención y procesamiento de la sangre de cordón en la Comunidad de Madrid.

El consejero de Sanidad durante la visita a las instalaciones del Banco.

En el acto de entrega de la certificación, que ha sido recogido por la directora del Centro de Transfusión, Luisa Barea, han estado presentes el consejero de Sanidad, Javier Maldonado, que ha presidido el acto; el director de la ONT, Rafael Matesanz; el coordinador de la Oficina Regional de Trasplantes, Carlos Chamorro; la directora técnica de la Fundación CAT, Marta Torrabadella, y la anterior gerente del Centro de Transfusión, Luz Barbolla.

La Fundación CAT es una organización de certificación constituida por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia y la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea y Terapia Celular.

La certificación se otorga tras un riguroso proceso de auditoría de la labor del Banco de Sangre de Cordón, según señala la Consejería en nota de prensa.

El Banco de Sangre de Cordón del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid se creó en 1997 y es uno de los siete Bancos de Sangre de Cordón en España. El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid es el encargado de coordinar todas las donaciones de sangre de cordón umbilical altruistas que se registran en la región.

Actualmente hay 32 hospitales adscritos al Banco de Sangre de Cordón, en cuyas maternidades se recoge esa sangre de cordón procedente de los partos y donada de forma voluntaria y altruista por las madres. A estos centros se suma la comunidad autónoma de La Rioja, con la que hay suscrito un acuerdo para el procesado de los cordones donados en esta región.