Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El Ayuntamiento de Majadahonda adquiere 11 desfibriladores Philips HS1

En España se producen al año unas 25.000 paradas cardiacas

Viernes, 12 de diciembre de 2014, a las 14:20
Redacción. Madrid
Davida, división de Cardiva, ha suministrado 11 desfibriladores modelo Philips HS1, al Ayuntamiento de Majadahonda. Estos 11 aparatos se suman a los tres que ya tenía el consistorio madrileño y que se colocarán en diferentes centros deportivos. Majadahonda entra así en el mapa de espacios cardioprotegidos.

De izquierda a derecha: el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá; el responsable de la División Davida, Lucas Sánchez; Santiago López, de Protección Civil Majadahonda, y el concejal de Deportes de Majadahonda, Javier Caballero.

En España se producen cada año unas 25.000 paradas cardíacas; una cada 20 minutos. Actualmente, solo una de cada 20 personas sobrevive. Cuando se produce un paro cardiaco, hay que actuar inmediatamente porque cada minuto que pasa se pierde un 10 por ciento de probabilidades de supervivencia. Por esta razón, resulta fundamental tener acceso rápido a la desfibrilación,  lo que permite ganar tiempo hasta la llegada de los  servicios sanitarios. Disponer de un desfibrilador en lugares de trabajo, espacios públicos, centros de ocio, etc. permitiría elevar la tasa de supervivencia del 5 al 75 por ciento.

Los desfibriladores Philips HS1 son muy sencillos de manejar, y cuentan con un sistema de instrucciones en voz alta y clara que infunden la confianza necesaria a la hora de administrar la terapia a una persona que ha sufrido un paro cardiaco.  Estos equipos sólo permiten administrar la descarga si el paciente lo necesita.

En polideportivos municipales

El Ayuntamiento de Majadahonda ha instalado, en una primera fase, 9 desfibriladores en los centros deportivos “Huerta Vieja”, pista de atletismo y campo de rugby Valle del Arcipreste; los polideportivos municipales Príncipe Felipe, La Granadilla, Cerro de la Mina y  el Tejar; y los campos municipales de fútbol La Oliva. En una segunda fase, se instalarán en los campos de la Sacedilla, una vez finalicen las obras de remodelación, y en otras dependencias municipales.