Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Área Integrada de Hellín adquiere un nuevo TAC con tecnología de última generación

Entre las ventajas de esta prueba diagnóstica se encuentran la rapidez, la sencillez de la técnica y la nitidez de imágenes de huesos, tejidos blandos y vasos sanguíneos al mismo tiempo

Jueves, 19 de febrero de 2015, a las 16:50
Redacción. Albacete
El Área Integrada de Hellín (Albacete) ha adquirido un nuevo equipo de Tomografía Volumétrica Axial Computerizada (TAC) con tecnología de última generación. El TAC se utiliza fundamentalmente para el diagnóstico de cánceres, enfermedades cardiovasculares, enfermedades infecciosas, así como trastornos musculoesqueléticos y traumatismos.

Entre las ventajas de esta prueba diagnóstica se encuentran la rapidez, la sencillez de la técnica y la nitidez de imágenes de huesos, tejidos blandos y vasos sanguíneos al mismo tiempo. Las imágenes por TAC son exactas, no son invasivas y no provocan dolor, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El nuevo TAC es uno de los equipos de diagnóstico por imagen de última generación en este ámbito. Una de las principales novedades del nuevo equipo es que permite abordar los principales estudios radiológicos con mayor resolución y con menor dosis de radiación para los pacientes (hasta un 75 por ciento menos). Además, la mayor velocidad de adquisición permite obtener imágenes con mejor calidad.

Estas ventajas respecto al anterior equipo que venía funcionando en la unidad permiten reducir el tiempo de exploración, optimizar el volumen de contraste y reducir los artefactos que antes venían generados por la propia variabilidad cardíaca y respiratoria. Además, aumenta el espectro de posibles pruebas como, estudios vasculares, urológicos y endoscopias virtuales.

El gerente del Área Integrada de Hellín, Luis González, ha destacado que la adquisición de este nuevo TAC está dentro del plan de renovación de alta tecnología que hay instaurado en el Hospital de Hellín y que "ha renovado el ecógrafo y el ecocardiógrafo desde finales de 2013 y que con la incorporación del TAC, se ha adaptado a las últimas novedades del sector".