Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El algoritmo de EPOC y asma, después de verano

Es una medida “necesaria para ajustar más la eficiencia coste-paciente”

Sábado, 12 de abril de 2014, a las 13:02
Redacción. Valencia
El algoritmo de prescripción terapéutica en EPOC y asma estará en funcionamiento “después del verano”, ha anunciado el director general de Farmacia, José Luis Trillo, durante el XXI Congreso de la Sociedad Valenciana de Neumología (SNV) que ha reunido en Valencia a más de 260 neumólogos. En cuanto a esta normativa, que desde que se presentó hace meses ha sido objeto de polémica entre las sociedades científicas y los profesionales sanitarios, Trillo ha justificado la bondad de la medida “por la necesidad de ajustar más la eficiencia coste-paciente”.

De izquierda a derecha: Ruth Uso, Subdirectora General de Farmacia, Cruz González del Hospital Clínico, Álvaro Bonet, Presidente de SVMFyC, Eva Martínez-Moragón del Hospital Peset, Miguel Perpiñá, del Hospital La Fe y José Luis Trillo, Director General de Farmacia.

Por su parte la Subdirectora General de Farmacia, Ruth Uso, también ha hecho valer la necesidad de crear esta norma más racional de prescripción médica aunque reconoció que “quizá la Consejería de Sanidad haya fallado en los tiempos de implementación de algunos algoritmos”.

Según ha destacado el presidente de la Sociedad Valenciana de Médicos de Familia y Comunitaria (Svmfyc), Álvaro Bonet, el Decreto-Ley de los algoritmos es una medida normativa “necesaria pero insuficiente y con muchas deficiencias”. Por su parte, Cruz González, del Hospital Clínico de Valencia, ha subrayado que los algoritmos de prescripción terapéutica “se están implementando por motivos de urgencia debido a la crisis económica, pero cuando se habla de prescribir medicamentos a pacientes hay que mirar otras variables y no sólo la económica”.

Miguel Perpiñá, del Hospital La Fe ha incidido en la mesa-debate en la idea de que “es una medida normativa utilitaria pero que la vida real es mucho más rica que la norma”. Además se mostró crítico con el hecho de que inicialmente en las mesas de discusión con la administración pública no se tuviera en cuenta la opinión de las sociedades científicas.