Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

El acuerdo con el Ministerio abre una crisis en CESM

Asegura que el Comité Ejecutivo coloca al sindicato “al borde de la ruptura”

Lunes, 29 de julio de 2013, a las 19:42

Redacción. Valencia
La aprobación del último borrador del pacto entre el Foro de la Profesión Médica y el Ministerio de Sanidad está generando importantes diferencias en el seno de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Así lo muestra el comunicado emitido por el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana, en el que no solo no asume la firma del acuerdo, sino que incluso abre la posibilidad a una posible ruptura.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV.

En su alegato, acusa al Comité Ejecutivo de “una ausencia total de transparencia”, asegurando que no ha procedido a debatir la medida con los sindicatos autonómicos. Asimismo, afirma que la aprobación “pone al borde de la ruptura” a la organización por no contar con el grado de consenso necesario para una decisión tan importante.

El Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana explica se negativa al documento alegando que “no se contemplan los problemas reales de los médicos” y que únicamente persigue “el apoyo a la política privatizadora del Gobierno”. Del mismo modo, se plantea su permanencia en CESM ante lo que ha considerado “desdibujar su perfil sindical adoptando un papel subordinado y dependiente de otras instancias profesionales carente de legitimidad para valorar o llegar a acuerdos sobre las condiciones laborales de los médicos del Sistema Nacional de Salud”.

“Se ha pasado a un proceso de presunta negociación en la que ninguno de los puntos irrenunciables ha sido aceptado por el Ministerio de Sanidad”, se afirma en el comunicado, donde se advierte que la aprobación del texto supone “renunciar a los recortes sufridos por los médicos en los últimos años”, además de aceptar un cambio en las condiciones de trabajo y relación jurídica del médico dado que “se está proponiendo una laboralización en el marco de un modelo de gestión de corte empresarial y abiertamente privatizador”.

“El Ministerio no cede nada, no aporta nada, no concede nada”, lamenta el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana, para quien “la mínima prudencia hubiera exigido no dar pasos de tanta trascendencia sin contar con un consenso interno suficiente y tras un prolongado proceso de debate a todos los niveles orgánicos. Por otra parte, Redacción Médica ha contactado con CESM, que ha declinado hacer comentarios sobre el asunto.