14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El 78,4% de los pacientes oncológicos del Hospital de Inca recibe apoyo psicológico

8 de cada 10 son los propios afectados, mientras que el resto son sus familiares

Viernes, 11 de julio de 2014, a las 12:51
Redacción. Palma
La Unidad de Psicooncología del Hospital Comarcal de Inca y el servicio de asistencia psicológica para los pacientes oncológicos, hace el seguimiento del 78,4 por ciento de dichos enfermos tratados en el centro. Así, 8 de cada 10 personas que reciben este refuerzo profesional son las propias afectadas, mientras que el resto son sus familiares.

Rafael Marcote, gerente del hospital.

La finalidad de este servicio de asistencia psicológica, que se puso en marcha en 2008, es contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos y de sus familiares desde el momento del diagnóstico y durante las fases del tratamiento y del seguimiento, hasta la superación de la enfermedad o bien hasta el proceso de duelo de los familiares en los casos irreversibles en que el desenlace es la muerte del paciente.

La Unidad de Psicooncología es una parte activa del Servicio de Oncología, formado por un equipo profesional interdisciplinario, en el que intervienen facultativos especializados, personal de enfermería y una psicóloga, con el fin de facilitar una asistencia integral a las personas enfermas de cáncer y a sus familiares.

Con el propósito de discernir si un paciente oncológico y sus familiares necesitan apoyo psicológico para favorecer su terapia y el tratamiento médico, se dispone de un protocolo de derivación a la Unidad de Psicooncología: los pacientes son derivados siempre por el equipo de oncología siguiendo unos criterios clínicos consensuados. Para ello, todo paciente a quien se diagnostica cualquier tipo de cáncer y se le prescribe un tratamiento quimioterápico es sometido a una valoración psicológica para determinar la línea de intervención más adecuada.

A lo largo de las sesiones de valoración, la psicóloga establece si el paciente necesita orientación y asesoramiento o bien si requiere incluso una intervención terapéutica para abordar los trastornos asociados a su patología o al tratamiento al que deben someterse para afrontar la enfermedad. Esta prestación es extensible a sus familiares; además, en los casos en que sea necesario, la labor de apoyo y seguimiento psicológico puede prolongarse para ayudarles a afrontar todo el proceso, incluidas las situaciones de duelo.

Dependiendo de su estado y de la fase de la enfermedad, los pacientes oncológicos son susceptibles de recibir atención en Consultas Externas, de someterse a tratamientos en el Hospital de Día, en ocasiones, de ser ingresados, según la evolución, la recuperación y las sesiones de seguimiento que requieran.

En 2013, la Unidad de Psicooncología hizo 897 intervenciones, 141 de las cuales correspondieron a primeras visitas y el resto (756), a citas sucesivas, distribuidas tanto en Consultas Externas como en el Hospital de Día Oncológico o en el área de ingresos hospitalarios.