Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Echániz promete solucionar el impago a las farmacias antes del 20 de julio

La Junta debe cerca de 50 millones a los farmacéuticos correspondiente a la factura de mayo

Martes, 12 de julio de 2011, a las 16:20

José Ignacio Echániz.

Redacción / EFE. Toledo
La presidenta del Consejo Autonómico de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (Cofcam), Rosa López-Torres, ha anunciado que el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániza, se ha comprometido a solucionar el problema de impagos de las farmacias castellano-manchegas antes del 20 de julio, según ha recogido EFE.

Tras la reunión con el Consejo de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (Cofcam), Echániz y Balfagón han recibido a representantes de la Federación Empresarial de Farmacéuticas de Castilla-La Mancha, presidida por María Dolores Espinosa, quien ha cifrado en unos 50 millones de euros la deuda de la Junta con los farmacéuticos correspondiente a la factura del mes de mayo.

Una cantidad similar a la factura del mes de junio, que debe abonarse el próximo 20 de julio, fecha considerada límite para que el consejero dé una respuesta a los farmacéuticos, movilizados ante el peligro que existe de desabastecimiento de medicamentos si el Ejecutivo regional no paga las facturas pendientes.

López-Torres ha explicado a Efe que, durante la reunión, Echániz les ha trasladado que es consciente de que los farmacéuticos son una prioridad sanitaria, de modo que ha prometido una solución en pocos días, pues esa respuesta requiere de la colaboración de la Consejería de Economía. Por si acaso, los farmacéuticos convocarán asambleas en los diferentes colegios para discutir las posibles “medidas especiales” que tomarán si no cobran tampoco el mes de junio.

“Yo quiero ser positiva y esperamos una solución, no podemos esperar otra cosa”, ha dicho López-Torres, quien ha insistido en que, si no cobran, no podrán pagar a sus proveedores, con lo que estará en riesgo el abastecimiento, además de que se pondrán en peligro unos 2.000 puestos de trabajo de farmacéuticos y los del personal auxiliar y de limpieza del sector.

La orden de pago de las facturas de los medicamentos del mes de mayo -que debían haberse hecho efectivo el pasado 20 de junio- correspondía emitirla al anterior Gobierno, hecho que, según López-Torres, “no todos los medios de comunicación han reflejado fielmente, pero fue así”.

En este sentido, según López-Torres, el anterior Gobierno gestionó los recursos económicos disponibles de tal forma que dio prioridad a las nóminas de mayo de los sanitarios, que sí cobraron, pero, ahora, los farmacéuticos no pueden “subsistir con un mes más sin cobrar”.