Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 14 de octubre de 2011, a las 16:55
REALIZA UN DESAYUNO INFORMAL CON LA PRENSA PARA DESPEDIRSE COMO SECRETARIO
Olmos se va con la espinita del Pacto y la Ley del Alcohol
De lo que más orgulloso está es de la gestión de la gripe A y de las unidades de referencia

Óscar López Alba. Madrid
Si hay alguien que puede presumir de haber representado a la sanidad española en las últimas dos legislaturas presidenciales de José Luis Rodríguez Zapatero ese es José Martínez Olmos. Se ha pasado los casi ocho años en la cúpula ministerial, dando coherencia a un departamento por el que han pasado cuatro ministros que a su llegada no estaban muy duchos en lo que se cocía en la sede del Paseo del Prado.

Martínez Olmos ha visto ratificado su trabajo por los ministros han pasado por Sanidad estas dos legislaturas de Rodríguez Zapatero. De arriba a abajo, y de izquierda a derecha, con Leire Pajín, Trinidad Jiménez, Elena Salgado y Bernat Soria.

Este viernes, día en el que el Consejo de Ministros ha anunciado su cese, ha querido compartir con la prensa un desayuno que él ha calificado como “informal”, pero que ha sido una rueda de prensa en toda regla, con preguntas y respuestas que echaban la vista atrás y recorrían todo este tiempo de Martínez Olmos en Sanidad.

“De lo que más orgulloso estoy es de cómo se gestionó la gripe A”, ha afirmado en este encuentro. El ya ex secretario, que ha dejado el cargo para poder ser número uno de la lista del PSOE de Granada para las elecciones del 20-N, ha recordado la mala gestión informativa que hizo la OMS y su presidenta Margaret Chan de esta crisis, y en contraposición el “gran trabajo de coordinación entre Ministerio y comunidades autónomas”. También ha destacado que esa coordinación ha funcionado muy bien a la hora de designar los centros de referencia.

En el lado opuesto, en el debe, se va con la espinita de que no prosperaran la Ley del Alcohol y el Pacto de Estado por la Sanidad. De la primera, ha dicho que tuvo una fuerte oposición “dirigida y malintencionada. Recuerdo editoriales e informaciones periodísticas llamándola la Ley del Vino, cuando en toda la ley no se mencionaba ni una vez la palabra ‘vino’. Fue una oportunidad perdida”, ha lamentado.

En cuanto al Pacto por la Sanidad, ha dicho que no salió adelante por la financiación. “En el último trimestre de 2010 tuve reuniones con interlocutores del PP y me pedían que para firmar el Pacto el Gobierno pusiera 12.000 millones de euros para pagar la deuda. Les pregunté de dónde se sacaban, que eso no era posible, y les propuse que esos 12.000 millones se pagaran en cuatro o cinco años. Ahí pedí al PP que ellos se comprometieran también a pagarlos si llegaban al Gobierno de España, y ahí no quisieron comprometerse”, ha relatado.

Martínez Olmos, que en esta cita con periodistas se ha definido como “más político que técnico”, ha mostrado su ilusión por la nueva etapa, en la que espera, como diputado nacional, “seguir trabajando por la sanidad”.