Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:20

El acelerador lineal de Cruces reduce de 25 a 15 las sesiones de radiación

Esta tecnología ha supuesto una inversión de 2.735.000 euros

Lunes, 21 de diciembre de 2015, a las 14:03

El lehendakari Iñigo Urkullu observa el acelerador

Redacción. Vitoria.
El tratamiento de los pacientes oncológicos cuenta con un nuevo y provechoso aliado: el acelerador lineal de 4 Dimensiones que se acaba de instalar en el Hospital Universitario Cruces. Un sistema que representa la tecnología más avanzada en este campo, pues permite irradiar siguiendo el movimiento, lo que denominamos tratamientos en 4D: se realiza un TAC en 4D para obtener el volumen del tumor, poderlo dibujar y verlo en movimiento.

Gracias a ello, el nuevo acelerador consigue mayores niveles de control tumoral,  puede aumentar la dosis sobre el tumor a la vez que tiene un menor efecto sobre el tejido sano. Así, permite realizar técnicas especiales en casos muy concretos: generalmente, aquellos casos o estadios muy precoces de tumores en diferentes localizaciones y con muy baja carga tumoral.

Tal y como ha señalado el lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, en este sentido “el nuevo acelerador reduce el número de intervenciones y la toxicidad en el paciente, pasando de una media de 25 sesiones por paciente a 15, lo que permitirá también aumentar el número de pacientes tratados así como reducir el tiempo de tratamiento por sesión”.

Gracias a la evolución de la tecnología en este campo, se ha pasado de realizar tratamientos dibujados en una radiografía (2D), a realizar tratamientos dibujados en un TAC, una Resonancia Magnética, o un PET/TAC, a poder fusionar estas imágenes y dibujar sobre ellas con gran precisión el volumen tumoral. Es lo que se venía realizando hasta ahora en el centro sanitario, conocidos como tratamientos radioterápicos en 3D.

El nuevo acelerador ha supuesto una inversión de 2.735.000 euros y su presencia no se reducirá al Hospital Universitario de Cruces sino que el centro de Basurto contará con uno igual en 2016 y un año después se instalará también en San Sebastián.

Urkullu ha señalado que “en casos de tumores precoces y baja carga tumoral, el nuevo equipamiento se puede convertir en alternativa a la cirugía obteniendo similares resultados lo que va a beneficiar sin duda a muchas personas y a los resultados en salud”.