Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Luz verde a crear la Agencia de Sangre, Órganos y Tejidos

Coordinará la actividad en trasplantes e implantes de células

Jueves, 17 de septiembre de 2015, a las 18:58
Redacción. Santiago de Compostela
El Ejecutivo gallego ha aprobado, en su reunión semanal, el decreto por el que se crea la Agencia Gallega de Sangre, Órganos y Tejidos, y se aprueban sus estatutos. De ello ha informado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien ha resaltado la unificación de los órganos que se encargaban de estas áreas en la comunidad y ha resaltado que hay “precedentes” en otras autonomías que avanzan buenos resultados.

Alberto Nuñez-Feijóo.

La creación de esta agencia tiene por objetivo “garantizar el abastecimiento de sangre y de sus derivados a los proveedores de servicios sanitarios” de Galicia, así como coordinar la donación, los trasplantes de órganos y el implante de células y tejidos. También asumirá la organización y se ocupará de garantizar la disponibilidad de muestras de máxima calidad de células y tejidos.

Esta Agencia asumirá los medios personales y materiales que, en la actualidad, corresponden al Centro de Trasfusión de Galicia y a la Oficina de Coordinación de Trasplantes de Galicia.

En la reunión del Consejo se ha abordado también un informe de la Consejería de Sanidad, sobre la actividad de donación en el pasado año. Sobre las donaciones de sangre, Feijóo ha destacado que la tasa en Galicia es de 40,48 por 1.000 habitantes, un índice elevado similar al de 2013, cuando el accidente de Angrois activó más donaciones (alcanzando una tasa de 41,26).

Así, Galicia prosigue con sus indicadores “bastante por encima de la media estatal, que se sitúa en 36,18”. Por otra parte, sobre la actividad de la Oficina de Coordinación de Trasplantes del Sergas, el número de donantes de órganos cadáver en 2014 fue de 91, frente a los 97 de 2013. En términos relativos, la tasa se situó en 2014 en 33,1 donantes por millón de habitantes, una cifra muy superior a la media de la Unión Europea, que se sitúa en 19 por millón.