Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

El Gobierno incorpora el grado moderado a la Ley de Dependencia y aprueba el cambio de baremo de valoración

Desde el 1 de enero están incluidos los dependientes en grado I nivel 2, mientras que de nivel 1 entrarán en el sistema en 2013

Jueves, 17 de febrero de 2011, a las 10:33

Redacción. Madrid
El Gobierno ha aprobado, a propuesta de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, el Real Decreto que fija los servicios y prestaciones económicas a los que podrán acceder las personas con dependencia moderada. La primera categoría para acceder a servicios y prestaciones económicas es la de grado I nivel 2, mientras que el nivel 1 se incorporarán en 2013. Además, se ha dado el visto bueno a una reformulación del baremo propuesto por Trinidad Jiménez en el Consejo Territorial de Dependencia del 1 de junio de 2010, persiguiendo la "evaluación homogénea" de las comunidades autónomas y en el que la evaluación para menores de 3 también será modificada.

Leire Pajín y la secretaria de Política Social y Consumo, Isabel María Martínez

En cuanto a la nueva incorporación al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), da luz verde al acuerdo al que llegaron Gobierno y comunidades autónomas en el Consejo Territorial de Dependencia, celebrado en Madrid el 28 de octubre de 2010,  y que subraya el carácter prioritario de la prestación de servicios. El Real Decreto recoge que las comunidades autónomas podrán desarrollar acciones y programas con carácter complementario a las prestaciones contenidas en el Programa Individual de Atención (PIA), como asesoramiento, acompañamiento activo, orientación, asistencia y formación en tecnologías de apoyo y adaptaciones, que contribuyan a facilitar la realización de las actividades básicas de la vida diaria.

Cambia el baremo general y también el destinado a menores de 3 años

La segunda medida aprobada por el Gobierno en el terreno de la dependencia tiene que ver con la modificación del baremo de valoración de las solitudes de los dependientes y que entrará en vigor un año después de su publicación, de forma que se aplicará a las personas valoradas a partir de esa fecha, sin afectar a las que hayan pedido asistencia en fechas anteriores.

Además de conseguir la homologación de las evaluaciones que se realizan en las diferentes comunidades autónomas, este nuevo baremo también tiene como objetivo "mejorar la fiabilidad del instrumento, facilitar su aplicación por parte de los profesionales encargados de la valoración e incorporar la coordinación sociosanitaria en el proceso de valoración mediante la mejora de los informes de salud".

Los menores de tres años son valorados mediante la Escala de Valoración Específica para menores de tres años (EVE). La valoración que se realiza mediante ella no tiene carácter permanente y se establecen revisiones de oficio periódicas a los 6, 12, 18, 24 y 30 meses. Cuando los niños cumplen 3 años deben ser nuevamente valorados mediante el BVD. La EVE valora la situación de dependencia de niños y niñas hasta tres años, comparando su situación con el funcionamiento esperado en otros niños de la misma edad. El objetivo es valorar las actividades que el niño o la niña puede hacer, independientemente de cuál sea la ayuda que recibe habitualmente. La escala se aplica mediante la observación de algunas variables de desarrollo, de las necesidades de apoyo en salud para determinadas funciones vitales básicas, de la necesidad de medidas que afectan a la movilidad y de si hubo bajo peso en el momento del nacimiento.