Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10

CiU, Entesa y Nacionalistas reiteran en el Senado su interés por una alimentación más sana en los centros educativos

El PSOE quiere que se potencie la Estrategia NAOS con la celebración de unos premios

Jueves, 05 de mayo de 2011, a las 23:43

Leire Sopuerta Biota. Madrid
El plazo de presentación de enmiendas a la Ley de Seguridad Alimentaria ha finalizado en el Senado y todos los grupos han registrado sus propuestas. Destaca la insistencia de todos los grupos de ofrecer una alimentación sana en los centros educativos, evitando por tanto la los alimentos con alto contenido en grasas.

Josep Maria Esquerda preside la Comisión de Sanidad, encargada de debatir sobre esta ley.

El Grupo Socialista ha presentado una enmienda; el Grupo Popular 17; CiU 19; Entesa Catalana de Progrés 26; y el Grupo de Senadores Nacionalistas dos. La enmienda del partido que sustenta al Gobierno hace referencia al artículo 36 de la ley, referido a la Estrategia de la nutrición, actividad física y prevención de la obesidad (NAOS). En concreto, el PSOE quiere que el Gobierno impulse el reconocimiento en esta materia a través de los Premios NAOS.

CiU, por su parte, propone que, entre las medidas dirigidas al ámbito escolar, se incluya la garantía de menús alternativos en el caso de intolerancia al gluten, a partir de la renovación del contrato o servicio con el centro escolar. Para el resto de intolerancias y alergias alimentarias, CiU pide que se establezca su obligatoriedad legislativamente a medida que el estado de la ciencia y los avances tecnológicos en la industria agroalimentaria lo permitan. También CiU quiere que el diseño de los programas de actividad física y deporte cuente con la participación de licenciados o graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Entesa Catalana de Progrés apuesta por que los padres tengan derecho a la elección de un menú escolar de acuerdo con sus creencias éticas y saludables. También quiere que el contenido en ácidos grasos trans de los aceites y materias grasas, que bien solos o formando parte de la composición de alimentos se destinen a la alimentación humana, no excedan de 2 gramos por cada 100 gramos de aceite o materia grasa. Y que la aportación de testimonios de profesionales sanitarios, científicos o de la información, reales o ficticios, o de pacientes reales o supuestos, como medio de inducción al consumo, así como la sugerencia de un aval sanitario o científico.

El Grupo de Senadores Nacionalistas propone que en las escuelas infantiles y en los centros escolares no se permita la venta de alimentos y bebidas con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, y sal.