16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

CESM no trabajará con Sanidad si no apoya el estatuto jurídico del médico

El secretario general, defraudado ante la escasa empatía ministerial con uno de sus pilares reivindicativos

Lunes, 04 de marzo de 2013, a las 16:54

María Márquez. Madrid
El balance sobre el ritmo del trabajo del Foro de la Profesión Médica y el Ministerio diverge según qué parte responda. Si en el caso del Ministerio es positivo y se habla de “avance”, cuando lo valora Francisco Miralles, secretario general de CESM, la opinión es más bien negativa. Para la Confederación, el estatuto jurídico propio es una pieza clave de la negociación, hasta el punto de que se plantearían abandonar los trabajos en los tres grupos si el quórum no llegase a producirse.

Francisco Miralles, secretario general de CESM.

La reciente reunión del grupo de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS) en la que Miralles ha compartido opiniones con los directores generales de Ordenación Profesional y Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, Javier Castrodeza y Agustín Rivero, le ha dejado un mal sabor de boca. De aquí a dos semanas, cuando se produzca el próximo encuentro, los profesionales sabrán qué opina exactamente el Ministerio sobre la solicitud del estatuto jurídico médico, pilar reivindicativo de CESM y ante el que, según se desprende de las palabras de su secretario general, no están dispuestos a dar el brazo a torcer. “Nos plantearíamos abandonar no solo este grupo de trabajo sino los tres, porque concebimos este trabajo de forma conjunta. No aceptaremos un acuerdo en uno de ellos si en el resto no hay consenso”, advierte Miralles. De la Administración central espera un pronunciamiento “claro” sobre esta cuestión, y de hecho pensaba que podrían dejar entrever sus primeras impresiones en la última cita, pero no ha sido así. Por el momento, el secretario general de CESM no lo ve muy claro. “Creo que no se toman en serio nuestras propuestas”, lamenta. No opina lo mismo de lo hablado en el grupo de gestión clínica, en el que Miralles sí percibe mayor predisposición del Ministerio a escuchar al ‘médico’ y reconoce que abogan tanto como el profesional por “cambiar la organización asistencial”, en la que redimensionar la figura del médico es, en su opinión, fundamental.