El Sindicato Médico de Murcia acepta su potestad de velar por el cumplimiento de los servicios mínimos, pero no para fijarlos



15 mar 2013. 15.57H
SE LEE EN 1 minuto

Javier Leo.
El Sindicato Médico de la Región de Murcia (CESM-Murcia) ha mostrado su satisfacción ante la sentencia del Tribunal Constitucional que niega al gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), José Antonio Alarcón, la potestad para fijar los servicios mínimos en las huelgas sanitarias.

La consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, y el gerente del SMS, José Antonio Alarcón.

Según ha explicado a Redacción Médica el presidente del sector de Atención Primaria (AP) de CESM-Murcia, Clemente Casado, se trata de una “atribución excesiva” para “una figura que no es para nada imparcial en estos casos” y que se había convertido en “juez y parte” en la gestión de las huelgas.

Para Casado, “es legítimo que el gerente del SMS tenga potestad para velar por el cumplimiento de los servicios mínimos, pero no para fijarlos, ya que en una negociación entre dos partes una no puede condicionar el trabajo de la otra”. Alarcón, apunta, “no está revestido de autoridad gubernamental para intervenir en los servicios mínimos de una huelga ya que pertenece a la Administración como gestor”.

En este sentido, el portavoz de CESM-Murcia ha manifestado su acuerdo “con todas las sentencias que eliminen la arbitrariedad en las funciones del gestor”. “Nos alegramos de esta decisión del Tribunal Constitucional ante una normativa regional que atribuía unas funciones al SMS que nunca les reconoceremos”, ha subrayado.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.