21 nov 2018 | Actualizado: 18:40
Lunes, 25 de febrero de 2013, a las 17:16

Redacción. Valencia
El sindicato médico y de enfermería (Cemsatse) ha mostrado su rechazo ante la reducción de horario de los servicios de urgencia de Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y Soporte Vital Básico (SVB) que pretende poner en marcha la Consejería de Sanidad el próximo viernes, ya que "se trata de una decisión para reducir costes pero que, sin duda, deteriorará el servicio y perjudicará a la población de las zonas afectadas". Por lo que ha pedido al departamento sanitario que recapacite, según ha informado el sindicato este lunes en un comunicado.

Los secretarios generales de CESM y Satse en la Comunidad Valenciana, Andrés Cánovas y Ana Pareja.

Para Cemsatse, "los tiempos de respuesta de las ambulancias pueden suponer en ocasiones la diferencia entre la vida y la muerte o el agravamiento de la enfermedad del paciente hasta su llegada al hospital". Por ello, este sindicato hace un llamamiento a los responsables de la Consejería para que recapaciten sobre esta decisión que puede tener consecuencias trágicas", ha añadido. El sindicato cree que la decisión de eliminar el SAMU de Villafranca y reducir los horarios de tres de ellos en Valencia y otros tres en Alicante supone "un grave deterioro para la calidad de las Urgencias dado que estas ambulancias cuentan con una dotación de enfermero, medico y conductor-camillero".

Sin la Mesa Sectorial

Cemsatse considera que para el consejero de Sanidad la negociación "no tiene peso" puesto que ha tomado la decisión de reducir el horario de estos servicios de manera unilateral, sin molestarse en consultar a Cemsatse, sindicato con mayor representatividad de la sanidad pública valenciana, ni a la Mesa Sectorial de Sanidad. De hecho, el sindicato ha señalado que la decisión de reducir los horarios del SAMU y SVB se tomó hace más de un mes y no se ha informado en la Mesa Sectorial de Sanidad, foro legítimamente constituido para tomar las decisiones sobre la sanidad valenciana. Por último, ha exigido a la Consejería información sobre la reducción de horarios de estos servicios de urgencia, sobre los cambios que se pretenden realizar en los Puntos de Atención Continuada (PAC) de la Comunidad y sobre cualquier modificación que se quiera acometer en la Atención Primaria pública valenciana.