Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Cemsatse impugnará el decreto ley que contemple el Plan de RRHH

El malestar sindical quedó patente para la Consejería tras el fracaso de las Mesas técnicas

Viernes, 07 de junio de 2013, a las 13:31

María Márquez.
El secretario general de CESM, Andrés Cánovas, ha confirmado que tanto este sindicato como Satse han acordado pedir la “suspensión cautelar” del Plan de la Consejería de Sanidad, mediante un recurso contencioso-administrativo contra el decreto ley que lo recoge, así como contra la orden específica que establecerá la jubilación forzosa.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV.

CESM ya había mostrado su malestar tras la celebración de las Mesas técnicas en las que el consenso fue imposible, negándose a votar, como el resto de sindicatos, cuatro puntos, entre los que se encontraba la jubilación de facultativos mayores de 65 años. A esa edad, defiende el sindicato médico, el profesional “está en su máximo nivel de calidad y producción, si mantiene condiciones físicas y psíquicas adecuadas”.

La protesta ‘jurídica’ será por tanto la primera acción considerada por médicos y enfermeros, además de asambleas en hospitales en las que explicarán en qué consiste la decisión de la Consejería de Sanidad. Aseguran que el Plan de Recursos Humanos solo ha contemplado “cambios en la redacción, y no de fondo”, por lo que no lo consideran “como un plan o una reestructuración, sino como una manifestación de intención”.

Medio millar de médicos afectados

La jubilación citada afectaría a medio millar de médicos y Cánovas espera que el porcentaje de amortización de plazas sea alto, sobre un 30-40 por ciento. Ante esta orden, el secretario general denuncia que se ha elaborado “con mala fe, porque no es de recibo que se haya aprobado sin haber consensuado otros puntos”. Y advierte de una “sangría importante” de la plantilla médica en la Comunidad Valenciana relacionada con la decisión final que, al parecer, tendrán los gerentes hospitalarios sobre cada facultativo que supere los 65 años. “Los veteranos son los más exigentes y contestarios, por lo que ocasionan más fricciones con la gerencia”, asegura Cánovas.

Decepción con el consejero Llombart

Por otro lado, lamenta que se haya roto la relación cordial que pronosticaba el acuerdo firmado el pasado diciembre. Desde entonces, asegura, los sindicatos solo han visto una vez al consejero, ya que suelen tratar los temas con el director general de Recursos Humanos, Javier Lázaro. “No cuenta como dice con los profesionales”, critica el secretario general de CESM-CV, quien añade que en Mesas técnicas de otras consejerías sí es más frecuente la presencia del que lidera el departamento.