14 dic 2018 | Actualizado: 17:40

CCOO presenta un millar de denuncias contra el SAS por no cotizar legalmente

Exigen que se normalicen las bases a baremos anteriores al recorte salarial

vie 18 octubre 2013. 13.16H

Redacción Sevilla
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía (FSS-CCOO Andalucía) ha presentado cerca de 1.000 denuncias individuales en los registros oficiales de las Inspecciones provinciales de Trabajo y Seguridad Social ante la negativa del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de normalizar las bases de cotización de su personal desde junio de 2010 hasta la actualidad, al igual que han hecho el resto de las instituciones de la Junta de Andalucía

Humberto Muñoz, secretario general de la FSS-CCOO Andalucía.

Las denuncias de la FSS-CCOO Andalucía ante las Inspecciones provinciales de Trabajo se basan en la no aplicación de lo establecido en el Real Decreto Ley 8/2010, de 21 de mayo, promulgado por el gobierno de Rodríguez Zapatero, que venía a garantizar la base de cotización que tenían los empleados públicos antes del recorte salarial del 5 por ciento que afectó a este colectivo de trabajadores. En estos escritos se llama la atención de que, mientras el resto de las instituciones de la Junta de Andalucía han aplicado esta norma, el SAS no lo ha hecho, lo que supone un nuevo recorte de derechos del personal estatutario de este organismo público, afectando de forma negativa a las cuantías de las prestaciones económicas de la Seguridad Social, como son la maternidad, la paternidad, la incapacidad permanente, la jubilación, etc.

Tras las denuncias presentadas, las Inspecciones provinciales de Cádiz y de Córdoba han extendido actas de liquidación por diferencias de cotización, lo que se viene a denominar infracotización, por el período comprendido entre el 1 de junio de 2010 al 30 de mayo de 2012, elevando los periodos posteriores a la actuación separada de la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Andalucía.

La FSS-CCOO Andalucía llama, una vez más, al SAS a que normalice las bases de cotización de su personal desde el mes de junio de 2010 a la actualidad, al igual que ha hecho el resto de la Administración de la Junta de Andalucía, evitando de esta forma el recargo y las sanciones que pueden provocar la extensión de actas en todas las provincias andaluzas. “No en vano, en reiteradas ocasiones hemos señalado al SAS como el ente más recortador de la Administración andaluza”, mantiene el secretario general de la FSS-CCOO Andalucía, Humberto Muñoz.