Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

CCOO materializa su recurso contra el pliego de condiciones del Hospital de Toledo

El sindicato asegura que vulnera el pacto de selección de personal

Jueves, 30 de octubre de 2014, a las 13:50
Redacción. Toledo
El sindicato CCOO ha materializado ya su recurso contencioso-administrativo contra el pliego de condiciones del nuevo hospital de Toledo, un recurso que va dirigido a varias cláusulas relacionadas con la situación del personal. "CCOO pretende evitar que este hospital sea privado, porque queremos que sea público y que se respeten los derechos de los ciudadanos y los trabajadores", ha afirmado en rueda de prensa el secretario regional del sindicato, José Luis Gil, que ha estado acompañado por el secretario provincial de CCOO, Jesús García Villaraco, y la secretaria general de la Federación de Sanidad del sindicato en la región, Chelo Cuadra.

García Villaraco.


García Villaraco ha explicado que el recurso "se opone a la gestión privada de áreas importantes del hospital y va dirigido a una serie de cláusulas relativas a la ubicación del personal estatutario, que dependiendo administrativamente del Sescam, dependerá funcionalmente del adjudicatario".

Concretamente, se basa en varios puntos que el secretario provincial ha considerado "fundamentales". El primero de ellos, "la falta de negociación colectiva con los representantes sindicales, ya que el Sescam tenía su pliego preparado y ha hecho tan sólo un simulacro de negociación, vulnerando los derechos fundamentales de negociación colectiva", ha apuntado. Además, ha criticado que "se vulnera el estatuto marco porque el personal pasa a depender del adjudicatario, una cesión que se puede hacer entre administraciones pero no con empresas privadas".

Asimismo, ha denunciado que "se vulnera el pacto de selección de personal, ya que no se respetarían las bolsas de trabajo para las vacantes y sustituciones, hechas en base a criterios de igualdad, mérito y capacidad, sino que se dejaría en base a los criterios arbitrarios del concesionario".

García Villaraco ha aclarado que lo que se recurre realmente "no es la forma sino el fondo, que la gestión sea privada en vez de pública". A su juicio, todos los ciudadanos son conscientes de que el país "tiene una de las mejores sanidades públicas" y el sindicato no quiere "que esta decisión de abrir importantes áreas de la Sanidad pública a la gestión privada se realice".