Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Jueves, 03 de septiembre de 2015, a las 15:29
Redacción. Logroño
Responsables de la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios (FSS) de Comisiones Obreras han criticado este jueves las "disfunciones" que existen en las listas de empleo temporal del Servicio Riojano de Salud (Seris), con "malas prácticas" de contratación que han llevado a la judicialización de once casos en este momento.

En una rueda de prensa, el asesor jurídico de la Federación Jesús Junquera, ha recordado que, tras la asunción de competencias sanitarias por la comunidad, en el año 2002, no se realizó para el Seris una normativa específica con respecto a las bolsas de trabajo existentes previamente en el Insalud.

"Como consecuencia de ello, no se constituyeron nuevas bolsas durante 10 años, hasta noviembre del año 2010", ha señalado, ya que, aunque en 2006, en virtud de un Acuerdo para el personal del Seris, se ordenó la creación de una nueva bolsa, "tras sucesivos retrasos" no se puso en marcha hasta 2010.

Estas listas de noviembre de 2010 aparecieron ya con cerca de 30.000 inscritos, "una muestra evidente de la trascendencia social de este asunto". Estas bolsas de empleo deberían ser actualizadas cada año, "mediante una nueva baremación períodica de los méritos de sus integrantes", algo que "solamente se ha cumplido en una ocasión, en el año 2012 aunque no fue aprobado hasta 2013".

Esta falta de actualización supone que "para mucha gente, no se pueden valorar sus nuevos méritos, mientras que la gente nueva que se incorpora a las listas lo hace sin baremar sus méritos, por lo que no tiene puntos y siempre ocupan los lugares más bajos de las listas". "Se trata de una historia llena de lamentables retrasos y es un ejemplo de mala gestión", ha afirmado Junquera.

Una gestión en la que "abundan los problemas detectados y las disfunciones denunciadas" en unas listas que permanecen "fosilizadas" desde 2013. Afecta, ha señalado, a doce categorías profesionales no sanitarias, pero, especialmente, a las de celador, auxiliar administrativo o pinche.

En todo el verano, ha calculado que se pueden realizar unos 500 contratos en estas categorías, en las que hay unos 8.800 trabajadores inscritos. Entre ellos, se han detectado ahora mismo once casos de malas prácticas que se han llevado al juzgado, con un "número de incidencias que se ha incrementado siempre, pero nunca con la avalancha de casos de este año".