19 nov 2018 | Actualizado: 13:00

Cataluña reta a Rajoy: con el actual reparto de impuestos no podrá pagar a médicos y enfermeros

Es el momento de dar “explicaciones a la ciudadanía, porque ellos no saben la razón de que no haya recursos suficientes para sanidad”, afirma un portavoz en el Congreso de los Diputados

Miércoles, 19 de junio de 2013, a las 17:05

Redacción. Madrid
El PP y UPyD han rechazado en el Pleno del Congreso admitir a trámite una proposición de ley de Convergència i Unió (CiU) para obligar al Gobierno a repartir con las comunidades autónomas la recaudación adicional que ha conseguido gracias a las subidas de impuestos y a la creación de nuevos gravámenes como el de premios de loterías.

Josep Sánchez-Llibre, portavoz económico de CiU en el Congreso.

En concreto, el portavoz económico de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, encargado de defender la iniciativa, ha criticado que las comunidades no participan de las subidas de impuestos y ha catalogado al sistema de ser "tremendamente injusto". Así, ha solicitado al Ejecutivo que transfiera directamente --y no a través del Fondo de Suficiencia-- el porcentaje previsto legalmente de los impuestos, es decir, un 50 por ciento en el caso del IVA y un 58 por ciento en el caso de los impuestos especiales, manteniendo estos porcentajes tras las subidas fiscales.

Además, el parlamentario ha afirmado que ha solicitado una respuesta ante este hecho, pero "nadie" le ha dado "una explicación objetiva". En su opinión, es el momento de dar "explicaciones a la ciudadanía, porque ellos no saben la razón de que no haya recursos suficientes para sanidad o educación".

En este sentido, ha señalado que los catalanes han de saber que con esta distribución, "no se van a poder pagar las 14 pagas de médicos, enfermeros y maestros de escuela. Los funcionarios de Cataluña se van a ver perjudicados con este sistema y no van a poder cobrar sus pagas".

El PP la considera un parche

En su opinión, la portavoz de Hacienda del PP, Ana María Madrazo, ha afirmado que esta propuesta es "inoportuna e inviable dentro de las reglas del juego del sistema de financiación de las comunidades autónomas", y además ha asegurado que sólo serviría de "parche" ante la situación que atraviesan. Asimismo, ha indicado que esta proposición solamente añade "confusión" y "no aporta soluciones" para mejorar el sistema de financiación, para el cual, según ha destacado, el Ejecutivo está predispuesto al diálogo con las comunidades. Además, para la parlamentaria, la propuesta es "poco elaborada" y fuera de lugar" en estos momentos. Además, ha indicado que las comunidades ya se han visto "beneficiadas" por las decisiones tomadas por el Gobierno y ha señalado a Sánchez Llibre que, lo relativo a que las comunidades no recibirían la recaudación por impuesto de loterías, es "totalmente incierto".

En referencia a los funcionarios catalanes, la diputada ha señalado que el Gobierno "no va a dejar al margen a ninguna comunidad", y que por ello ha puesto en marcha el plan de pago a proveedores y el FLA. Así ha recalcado que "el Gobierno ha puesto los mecanismos para que los funcionarios puedan cobrar sus nóminas". Por su parte, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha catalogado también de "parche" esta propuesta, que intenta pero de forma "poco seria" subsanar las carencias del modelo de financiación. Además, ha tachado de ser una "irresponsabilidad" el no cumplir con las reglas del juego, tal y como propone la iniciativa, según ha destacado. Por ello, ha justificado su voto en contra con el hecho de que las comunidades tienen mecanismos para hacer frente a las situaciones desfavorables y que están a favor de un modelo de descentralización "bien diseñado", pero no por medio de un parcheo.

Analizar concierto vasco y navarro

Asimismo, ha destacado que además de fomentar una modificación del modelo de financiación, se debería ver cómo funciona la cuestión del concierto vasco y navarro, y en cómo está calculado. Por parte del PSOE, Pedro Saura ha indicado su voto favorable a poder debatir esta propuesta, ya que posibilita poder hablar de "las personas, la crisis, su salida y de cómo repartir su coste". Asimismo, ha apostado por una modificación del modelo de financiación, porque, a su juicio, "ningún modelo se ha pensado para transitar en un momento de crisis tan importante como el actual".