Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30

Castro justifica el cierre de los dos hospitales por su “actividad mínima”

Thomàs le acusa de “improvisar” la reforma sanitaria autonómica

Miércoles, 16 de mayo de 2012, a las 17:58

Redacción. Palma de Mallorca
El diputado socialista Vicenç Thomàs ha explicado este martes que el cierre de los hospitales General y Joan March se realiza "sólo pensando en reducir gastos y no en el largo plazo" y ha pedido al Gobierno que presente el plan de reestructuración sociosanitaria y detenga el actual. A esto, la consejera de Salud, Carmen Castro, ha argumentado que la integración de estos servicios en Son Dureta se realizará en 2013 porque ahora no hay presupuesto y que el cierre se realiza, debido a que estos centros hospitalarios "tenían una actividad mínima".

La consejera Carmen Castro, en el pleno.

En el pleno del Parlamento, Castro ha criticado que Thomàs utilice argumentos "personales y barriobajeros" y ha señalado que, a pesar de haberle presentado al exconsejero "la hoja de ruta", él no escucha y "utiliza a las personas" para "desgastar", ya que el plan sanitario no le gusta porque es una iniciativa del PP, "a pesar de que sabe que la situación económica es insostenible". La titular de Salud ha reivindicado que el proyecto por el que se cierran los edificios del Hospital General y del Joan March "se hace a varios años vista" y porque el segundo centro llevaba varios años con una "actividad mínima" y "sin contenido".

Thomàs ha explicado que lo que ha presentado el Gobierno no es un plan, sino "un anuncio de intenciones" y que "no se puede anunciar un cierre sin saber dónde irán las personas que trabajan". "La medida es una improvisación absoluta", ha añadido, al tiempo que ha reincidido en que "se debe paralizar el plan" porque se necesita "responsabilidad", razón por la cual ha pedido "que retrocedan, que escuchen y que dialoguen y que no incidan en la crispación y en la incerteza".

Horarios de centros de salud

Por otra parte, Castro ha asegurado que la reducción de horarios en los centros de salud y unidades básicas de atención de las islas "garantiza la continuidad y sostenibilidad del sistema sanitario y del Estado del Bienestar". No obstante, la diputada del PSM-IV-ExM y Més per Menorca, Fina Santiago, ha apuntado que esta medida se justificó alegando que únicamente el 20 por ciento de las consultas tenían lugar en horario vespertino. Así, basándose en los datos de la Memoria del IbSalut del 2010 ha indicado que habrá alrededor de 143.000 consultas que "dejarán de ser atendidas o tendrán que ser atendidas en Urgencias".