Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:00

Castro garantiza el derecho a abortar de las mujeres en centros públicos

Thomàs recuerda que a la hora de practicar un aborto puede haber listas de espera

Martes, 13 de diciembre de 2011, a las 14:09

Redacción. Mallorca
La consejera de Salud, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, ha asegurado que las mujeres que se acojan al derecho a abortar en los centros públicos pueden estar "bien tranquilas", aunque no ha concretado cómo se afrontará la nueva situación tras retirarse las subvenciones a las clínicas privadas.

Carmen Castro, consejera de Salud.

El Servicio de Salud de las Islas Baleares (IbSalud) anunció la pasada semana que, en atención a la situación de déficit público, a partir de 2012 no subvencionará a las clínicas privadas donde se llevaban a cabo la práctica totalidad de los abortos que se realizan en Baleares.

En respuesta a una pregunta del PSIB-PSOE en el pleno del Parlamento celebrado, Castro ha manifestado que la Administración pública garantizará el derecho a recibir esta prestación en virtud de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

La cuestión ha sido formulada por el portavoz adjunto del PSIB-PSOE, Vicenç Thomàs, quien ha denunciado que ni los servicios de Ginecología de los hospitales públicos ni los médicos de Familia conocen qué procedimiento se seguirá para que se practiquen estos abortos que hasta ahora eran realizados en centros privados.

Thomàs se ha referido a la "incertidumbre" que se está generando entre las mujeres y ha advertido a la consellera de que no puede "guiarse" en este asunto "por los que niegan este derecho".

También le ha recordado que ni en el caso de un parto ni a la hora de practicar un aborto puede haber listas de espera y ha lamentado que la consellera haya "reventado" la solución "sensible y discreta" que había hasta ahora y que permitía abortar gratuitamente en centros privados subvencionados.

En opinión del exconsejero de Salud, es "preocupante" que el IbSalud desconozca cómo se afrontará esta situación a partir del próximo mes de enero, mientras que Castro le ha preguntado a Thomàs si realmente pretende defender los intereses de las mujeres u otros intereses.