Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50

Castilla y León sigue la senda de Echániz para ahorrar sin tocar las retribuciones de los médicos

La Administración hará partícipes a los profesionales de las medidas de eficiencia que se tomen

Miércoles, 31 de octubre de 2012, a las 18:15
Redacción / Fotografía: ICAL. Valladolid
Hace unas semanas el consejero castellano-manchego anunciaba un acuerdo entre médicos y sindicatos por el cual se daba capacidad a los profesionales para decidir en qué partidas se puede ahorrar para evitar recortes salariales entre los facultativos, una medida que también ha tenido calado en la consejería de Sanidad de Castilla y León, que ha suscrito un convenio en la misma línea con el Sindicato Médico de Castilla y León (CESM-CyL).

José Luis Díaz Villarig, presidente del Sindicato Médico de Castilla y León; Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León; y Pilar del Olmo, consejera de Hacienda de Castilla y León.

El consejero castellanoleonés, Antonio Sáez Aguado, ha suscrito un acuerdo mediante el que la Administración se compromete a no rebajar las retribuciones actuales de los facultativos a cambio de que se comprometan a hacer más eficiente el sistema sanitario y a contribuir a su sostenibilidad, términos en los que se negocia también con otros colectivos de este ámbito.

Sáez Aguado ha explicado los términos del acuerdo, en el que se recoge que las medidas de ahorro y mejora de la eficiencia no deben derivar solo de decisiones administrativas, sino que es necesario, para que sean viables, que cuenten con la participación y la iniciativa de los profesionales, y en particular de los facultativos.

Así, se trata de “hacer compatibles” tres objetivos, que se refieren a mantener el nivel retributivo y las condiciones laborales de los profesionales sanitarios; mejorar la eficiencia de la sanidad pública de Castilla y León para hacerla sostenible sin merma de su calidad asistencial; y alcanzar los objetivos de déficit en un marco de estabilidad presupuestaria.

Como adelantó Redacción Médica, la decisión de Echániz tuvo buena acogida en CESM siendo para el secretario general, Francisco Miralles, “una buena noticia entre “recortes indiscriminados” que podía dar pie a otras comunidades a considerarlo.