Señala que su objetivo último es la derogación del real decreto 16/2012



21 ago 2015. 13.12H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado este viernes que su Gobierno prestará atención sanitaria a los inmigrantes sin papeles que lo soliciten, pero que todavía están trabajando en la norma para permitirlo. No obstante, ha defendido que su objetivo último es lograr que el Gobierno central derogue el Real Decreto-Ley de 2012 que prohibió dicha atención.

Jesús Fernández, consejero de Sanidad.

A preguntas de los medios durante la toma de posesión del nuevo Gerente del Área Integrada de Ciudad Real, Fernández se ha manifestado así al ser preguntado por el aviso lanzado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre las multas europeas que podrían sufrir aquellas autonomías que están ofreciendo de nuevo el derecho a la tarjeta sanitaria a este colectivo, en contra de la normativa actual.

En este sentido, el consejero ha remarcado que los inmigrantes irregulares van a ser atendidos en Castilla-La Mancha y que se está buscando una norma para que así pueda ser y se pueda atender a todos, como ya ha ocurrido en otras comunidades.

Pero, en todo caso, más allá de que estas personas puedan tener una tarjeta sanitaria, tal como ya dijo antes de la última reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), se va a trabajar para que el decreto de 2012 deje de estar vigente.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.