Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

Cardiología defiende “la gestión integral del paciente”

Carlos Macaya: “Queremos crear redes asistenciales que permitan llegar a todos los enfermos”

Lunes, 10 de octubre de 2011, a las 18:32

Redacción. Madrid
“La gestión integral del paciente” es uno de los objetivos destacados de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), junto a la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular y la Asociación Española de Enfermería en Cardiología, que han participado en la elaboración de los Estándares y Recomendaciones de Calidad y Seguridad de las Unidades Asistenciales del Área del Corazón (UAAC), un documento que se ha presentado este lunes en el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

Carlos Macaya, presidente de la SEC.

El objetivo del documento es poner a disposición de la administración sanitaria, gestores (públicos y privados) y profesionales, criterios para la organización y gestión de estas unidades, contribuyendo a la mejora en las condiciones de seguridad y calidad de su práctica, como la eficiencia en la prestación de los servicios diseño y equipamiento. Para ello, se recomienda, desde la perspectiva organizativa, la gestión integral del paciente, agrupando los procesos asistenciales y la regionalización de las UAAC y se define la necesidad de crear redes asistenciales para el adecuado manejo de los pacientes con enfermedad coronaria.

Carlos Macaya, presidente de la SEC, ha explicado que este documento “trata de sentar las bases en los criterios de seguridad del paciente, aumentando la eficiencia del sistema sanitario y dando especial importancia a la regionalización para crear redes asistenciales que permitan llegar a todos los pacientes”.

Agrupación de los procesos asistenciales

El envejecimiento de la sociedad y el perfil epidemiológico, unido a las innovaciones tecnológicas y al desarrollo en los Estados Unidos de sistemas integrales de asistencia sanitaria en un entorno de gestión empresarial, ha provocado una profunda revisión de la organización de la gestión sanitaria y clínica basada en la atención a episodios.

La atención sistemática a estos enfermos, que representan aproximadamente el 50 por ciento de la carga asistencial actual del hospital (medida en estancias hospitalarias; posiblemente, en costes, representa un mayor porcentaje), ha mostrado no sólo una disminución de los costes de atención (reducción de los ingresos y estancias hospitalarias; disminución de la frecuentación en urgencias; uso adecuado del medicamento) sino también una mejora en la calidad de vida y pronóstico de estos pacientes.

Por esta razón, se propone el cambio de una atención centrada en episodios a otra que garantice la continuidad asistencial. Esto implica la superación, por parte de los servicios clínicos, de los límites estrictos del hospital, para ofrecer una asistencia que abarque el autocuidado, el domicilio del paciente, los recursos sociales y sociosanitarios, la atención primaria, otros hospitales, etc.