19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El SCS comienza en 2014 a unificar la tarjeta sanitaria

Se ha previsto un periodo de cinco años para completar la transición al nuevo modelo

Sábado, 28 de diciembre de 2013, a las 18:01
Redacción. Santander

El gerente del Servicio Cántabro de Salud, Carlos León.


El Servicio Cántabro de Salud (SCS) comienza en enero la progresiva renovación de las tarjetas sanitarias con el nuevo modelo unificado para todas las comunidades autónomas.

Además de nueva imagen, el documento incluye mejoras informáticas para su adaptación e interoperabilidad de la historia clínica y la receta electrónica en toda España. Este proceso supone la renovación de 203.000 tarjetas, cuya actualización estaba pendiente de la regulación de la nueva tarjeta sanitaria individual. Hasta el momento de su renovación, todas estas tarjetas siguen teniendo la misma validez asistencial.

El director gerente del SCS, Carlos León, ha valorado esta medida como un paso más en las actuaciones que se han desarrollado en los últimos dos años para mejorar la calidad de la asistencia sanitaria que reciben los ciudadanos de Cantabria. También ha destacado que el nuevo modelo unificado de tarjeta para todo el país va a permitir homogeneizar la cobertura sanitaria en el territorio nacional facilitando el acceso a la asistencia.

El presupuesto previsto asciende a 168.136 euros, cifra que además de la renovación de las 203.000 tarjetas caducadas incluye la renovación de 55.233 tarjetas que caducarán en 2014, 73 tarjetas en braille para personas ciegas y 6.452 tarjetas pendientes de fabricación.

Sin caducidad y gratuitas

El SCS ya cuenta con estas nuevas tarjetas sanitarias; de hecho, solo queda pendiente de concluir la adaptación de los sistemas informáticos para dobles lecturas de bandas: de la tarjeta vigente hasta la actualidad por un lado, y de la nueva tarjeta que se renueva desde enero, por otro.

La razón de adaptar los sistemas informáticos para dobles lecturas de bandas es que el SNS ha previsto un periodo de convivencia de ambos modelos de tarjetas sanitarias durante cinco años. Este plazo de cinco años es el fijado por el Real Decreto 702/2013, de 20 de septiembre, por el que se modifica el Real Decreto 183/2004, de 30 de enero, por el que se regula la tarjeta sanitaria individual, para llevar a cabo el proceso de sustitución de los actuales documentos.

Este Real Decreto 702/2013 ha sido fruto del acuerdo de todos los consejeros de Sanidad autonómicos, que el 29 de febrero de 2012 dieron el visto bueno a la propuesta de criterios básicos de formato de la tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud. Además, se cumple lo estipulado en el Real Decreto-Ley 9/2011, en el que se recoge que el Gobierno de España, en coordinación con las comunidades autónomas, “establecerá el formato único y común de tarjeta sanitaria válido para todo el Sistema Nacional de Salud”.

Aunque en enero de 2014 se inicie la progresiva renovación de las tarjetas sanitarias con el nuevo modelo, el SCS ha renovado 59.175 documentos a lo largo de 2013 por diversas circunstancias, principalmente por cambio de situación de afiliación, caducidad a solicitud expresa de los usuarios para su presentación en otras comunidades autónomas en sus desplazamientos temporales, extravío, emisión inicial, renovación del permiso residencia, inclusión del DNI o NIE y rotura o deterioro.

Características técnicas

El nuevo formato de tarjeta sanitaria es único en cuanto a los textos fijos, tipo de letra, tamaño, posición y contenidos. El anverso de la tarjeta  incluye la identidad institucional de la comunidad autónoma o entidad que la emite; los rótulos de “Sistema Nacional de Salud de España” y “Tarjeta sanitaria”; código de identificación personal asignado por la administración sanitaria emisora de la tarjeta; nombre y apellidos del titular de la tarjeta; código de identificación personal único en el Sistema Nacional de Salud; y código de identificación de la administración sanitaria emisora de la tarjeta.
La tarjeta sanitaria que emita el SCS incluirá también en el ángulo inferior derecho los caracteres de de las iniciales de

Tarjeta Sanitaria Individual (TSI) en 'braille'

El reverso de la tarjeta contiene una banda magnética con tres pistas en las que figuran el código de identificación personal asignado por la administración sanitaria emisora de la tarjeta; el código de identificación personal único asignado por el Sistema Nacional de Salud para facilitar la interoperabilidad de la historia clínica y la receta electrónica a nivel nacional; el código de la administración sanitaria emisora; y el nombre y apellidos del titular.

Interoperabilidad

Con la unificación de la tarjeta sanitaria individual de manera que sea interoperable en todas las comunidades autónomas se da cumplimiento a la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, de 2003, que establece que los ciudadanos tienen derecho a recibir por parte del servicio de salud de la comunidad autónoma en la que se encuentre, la asistencia sanitaria en las mismas condiciones y con idénticas garantías que los ciudadanos residentes en esa comunidad autónoma. Se estima que cuatro millones de españoles reciben cada año atención sanitaria en una comunidad autónoma distinta a la suya.

El formato único de la tarjeta sanitaria permitirá también, de manera visible, la identificación del Sistema Nacional de Salud de España, necesaria para el proyecto europeo de interoperabilidad de la información clínica y para la adecuada implantación de la tarjeta sanitaria europea, para la circulación de los pacientes por la UE, y elemento de garantía para la ciudadanía del ejercicio del derecho a la protección de la salud en todo el Estado.

El formato único de la tarjeta sanitaria individual supone un paso más en la implantación de la e-Salud, iniciativa en la que viene trabajando la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales y el Servicio Cántabro de Salud.