21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Cae el número de altas hospitalarias durante los años de crisis

Desde 2008 a 2012 se aprecia una tendencia a la baja

Sábado, 30 de noviembre de 2013, a las 16:56
Redacción. Madrid
Los años de la crisis financiera y económica (de 2008 a 2012) se acompañan de una tendencia a la baja del número de altas en los hospitales españoles, lo que quiere decir, en principio, que hay menos ingresos, ya que también se percibe en ese intervalo de tiempo una disminución de la estancia media medida en días en los centros, de acuerdo con los datos revelados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Gregorio Izquierdo Llanes, presidente del INE.


En concreto, en 2012 se produjeron 4.633.086 altas hospitalarias, el 0,8 por ciento menos que en 2011, en tanto que, en el año en que comenzó la crisis (2008), el número de altas en los hospitales fue de 4.814.039. Al mismo tiempo, en este último año la estancia media en los centros fue de 6,96 días, mientras que, en 2012, fue de 6,68 (frente a los 6,7 de 2011).

Por sexo, las altas de hombres descendieron el 0,7 por ciento y, las de las mujeres, el 0,9 por ciento  (excluyendo embarazos y partos el descenso fue del 0,1 por ciento). Aunque más de la mitad de las altas correspondieron a mujeres (53,2 por ciento), si se excluyen las producidas por embarazo, parto y puerperio, esta proporción se situaría en el 47,2 por ciento. Por otra parte, las altas atendidas en hospitales de dependencia pública disminuyeron el 1,1 por ciento, mientras  que en los privados descendieron el 0,1 por ciento.  El 72,5 por ciento de las altas se produjeron en  hospitales públicos.

La edad media de las personas dadas de alta en 2012 fue 54,2 años frente a los 53,5 años  del año anterior.  En el caso de los hombres se situó en 55,9 años (55,2 en 2011) y de 52,8 en las mujeres  (52,0). Si se excluyeran las altas producidas por los episodios de embarazo, parto y  puerperio, la edad media en las mujeres ascendería a 58,5 años (57,9 en 2011). 

Tasa de morbilidad

Por cada 100.000 personas, se produjeron 9.909 altas en 2012, lo que supuso un descenso  del 0,8 por ciento respecto a las 9.994 altas por cada 100.000 en 2011. La tasa masculina se situó en 9.405 altas por cada 100.000 hombres (un 0,6 por ciento menos que  en 2011) y en las mujeres en 10.399 (el 1,1 por ciento menos). Si se excluyen las altas por  embarazo, parto y puerperio, la tasa femenina fue de 8.158 altas por cada 100.000 mujeres (el 0,3 por ciento inferior a la del año anterior).

El descenso de la tasa de morbilidad hospitalaria se observó en todos los grupos de edad, excepto para los mayores de 74 años (aumentó el 1,3 por ciento). Los mayores descensos se produjeron en los grupos de edad de 15 a 24 años (-3,7 por ciento) y de 45 a 54 años (-3 por ciento). 

Principales diagnósticos de alta

La principal causa de hospitalización de las altas de 2012 fueron las enfermedades  circulatorias (13,2 por ciento de las altas), el grupo de enfermedades del aparato digestivo (12 por ciento) y los episodios de embarazo, parto y puerperio (11,5 por ciento).  Las tasas de morbilidad del año 2011 se han recalculado con las poblaciones intercensales 2001-2011 revisadas por el INE en 2013 y por tanto difieren con las tasas publicadas en las que se utilizaron los datos poblacionales previos a la revisión.

Dentro de este grupo se incluyen los diagnósticos que dan lugar a un parto en alguna de sus modalidades (parto normal, cesárea, parto prematuro...) y otros, como la hipertensión o las hemorragias, que complican el  embarazo, el parto o el puerperio (período transcurrido desde la convalecencia del parto hasta la completa normalidad de los órganos genitales).

En el caso de las mujeres, el motivo más frecuente fueron los episodios de embarazo, parto y puerperio (21,5 por ciento del total de altas). Le siguieron las enfermedades del aparato circulatorio (11 por ciento) y las enfermedades del aparato digestivo (10 por ciento). En los hombres, las enfermedades que dieron lugar a un mayor número de hospitalizaciones  fueron las del aparato circulatorio, con el 15,7 por ciento del total. Por detrás se situaron las  enfermedades del aparato digestivo (14,3 por ciento) y las enfermedades del aparato respiratorio  (13,9 por ciento).

El grupo que registró mayor aumento de altas respecto al año anterior fue el de  enfermedades infecciosas y parasitarias (8,8 por ciento) seguido de las enfermedades del sistema  circulatorio (0,6 por ciento). Por el contrario, los mayores descensos se dieron en las altas por anomalías congénitas (-3,9 por ciento) y por episodios de embarazo, parto y puerperio (-3,9 por ciento). Para más información, pinche aquí.