13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

Buruaga apuesta por mejorar la Estrategia sobre Drogas “desde el consenso social, profesional y político”

La Encuesta Escolar revela un descenso de consumo de drogas entre los jóvenes cántabros, a excepción del alcohol

mar 20 diciembre 2011. 18.47H

Redacción. Santander
La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha apostado por “mejorar” la actual Estrategia Regional sobre Drogas, desde el “consenso social, profesional y político”, “reforzando el trabajo conjunto, la participación e implicación de las organizaciones implicadas”.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad de Cantabria.

“Éste es un proyecto de mejora, no de ruptura, y vamos trabajar para consolidar y fortalecer la estrategia vigente y, a la luz de su evaluación, abordaremos la siguiente”, ha afirmado Sáenz de Buruaga, durante la reunión del Consejo Asesor sobre Drogas.

Según la consejera, la Estrategia Regional 2009-2013 se ha enriquecido con aportaciones que en su día suscribimos, una estrategia que heredamos y en la que seguiremos trabajando para hacerla cada día un poco mejor”.

La consejera se ha referido a los datos que sobre prevalencia de consumo y de adelanto de las edades de inicio como ejemplos de esa necesidad de mejorar la Estrategia. “No pueden inducir a la satisfacción y mucho menos aún nos permiten levantar la guardia, sino todo lo contrario”, ha asegurado.

La vicepresidenta, además, ha avanzado cuáles serán los puntos fuertes de esta estrategia futura que entrará en vigor a partir de 2014, donde la prevención será clave, y ha anunciado su propósito de integrar en el Servicio Cántabro de Salud la red asistencial de drogodependencias, aunque condicionado a una favorable evolución de la situación económica.

Una red que, según ha explicado, “lleva ocho años esperando su particular normalización”. No obstante, ha recordado que “la crítica situación financiera” obliga a ralentizar la puesta en marcha de determinados proyectos y actuaciones, si bien se ha mostrado muy satisfecha por el esfuerzo realizado por el Gobierno para dejar el Plan de Drogas al margen de los ajustes.

La adaptación de la cartera de servicios de las unidades de atención a la drogodependencia a las nuevas demandas de tratamiento, la mejora de la atención de personas drogodependientes con patología psiquiátrica asociada y el seguir incidiendo en el acceso a la formación laboral e incorporación social desde los inicios de tratamiento serán “otros puntos centrales en la estrategia de este Gobierno”.

Sáenz de Buruaga, además, ha destacado el objetivo del Consejo Asesor sobre Drogas, que “trata de responder a esa necesidad ampliamente contrastada de establecer una fluida comunicación entre las administraciones públicas de Cantabria, la iniciativa social y los grupos profesionales y técnicos implicados en este ámbito, garantizando, así, que los objetivos y actuaciones sea participados y respondan a las necesidades y demandas sentidas por la comunidad”.

Durante su intervención, la consejera ha destacado dos resultados de la Encuesta Escolar sobre Drogas. El primero de ellos, el descenso entre los jóvenes cántabros, con edades comprendidas entre 14 y 18 años, del consumo de drogas respecto a 2008, a excepción del alcohol, que sigue siendo la sustancia más consumida, seguida del tabaco y el cánnabis.

Además, la vicepresidenta ha incidido en que los jóvenes tienen una mayor percepción de riesgo asociado al consumo habitual de todas las sustancias, aunque ha descendido la apreciación de peligro que supone el consumo de forma esporádica.

En concreto, el 69,7 por ciento de los 1.940 jóvenes encuestados reconocen haber consumido alcohol durante los últimos 30 días, un 28,3 por ciento tabaco y un 16,4 por ciento cannabis. El resto de sustancias (cocaína, éxtasis, alucinógenos, anfetaminas, inhalables volátiles o heroína) tienen un consumo minoritario, que oscila entre el 0,6 y el 1,5 por ciento.