Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 09:20

Bruselas ‘no se fía’ de que las reformas en sanidad sean suficientes

Calcula que hace falta un esfuerzo adicional de más de 35.000 millones

Viernes, 15 de noviembre de 2013, a las 18:54

Redacción. Bruselas
La Comisión Europea no tiene claro que, con los Presupuestos previstos para 2014, España vaya a alcanzar el objetivo de déficit marcado. Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que ha presentado un informe en el que, pese a valorarse positivamente los esfuerzos realizados en materia sanitaria, se teme que no sean suficientes y aboga por acometer más reformas.

Olli Rehn, vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos de la CE.

El ajuste adicional necesario es "pequeño" ya que oscila entre el 0,1% y el 0,3% del PIB (es decir, entre 1.000 y 3.000 millones de euros). Corresponde a las autoridades españolas determinar las medidas para lograrlo, ya que Bruselas no recomienda ningún ajuste concreto.

"Para 2014, el borrador de presupuesto (de España) corre el riesgo de no respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que el objetivo de déficit global podría incumplirse y tampoco se prevé que se logre la mejora estructural recomendada", ha avisado el Ejecutivo comunitario en su opinión sobre el presupuesto español.

"La Comisión invita por tanto a las autoridades españolas a que adopten las medidas necesarias en el curso del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2014 cumpla plenamente" el Pacto de Estabilidad, ha dicho el vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en rueda de prensa.
Según las previsiones de otoño de Bruselas, España registrará en 2014 un déficit presupuestario del 5,9%, ligeramente por encima del objetivo. Ello se debe a que la previsión de crecimiento del Ejecutivo comunitario es ligeramente inferior a la que calcula el Gobierno -0,5% frente a 0,7% del PIB- y también la de creación de empleo, lo que se traducirá en "un crecimiento de los ingresos más débil".

Para 2013, el Ejecutivo comunitario considera que el Gobierno español sí ha tomado "medidas eficaces" para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit del 6,5% del PIB. No obstante, avisa de que hay "riesgos significativos" debido a la caída de ingresos y a posibles desvíos de las comunidades autónomas.

Por lo que se refiere a 2015 y 2016, Bruselas denuncia que el Gobierno "todavía no ha especificado medidas suficientes para ajustar el déficit en línea con los objetivos" fijados por la UE, que son el 4,2% y el 2,8%, respectivamente. "Es más, en 2015, la posible expiración de medidas temporales adoptadas en años anteriores (en referencia a la subida del IRPF) aumentará la brecha" respecto al objetivo. Bruselas calcula que ese año el déficit volverá a aumentar al 6,6% del PIB.