21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Barreda: “Los avances de los últimos años son resultado de la dedicación de los profesionales”

La Junta distingue a entidades y personas que han colaborado en la mejora de la atención sanitaria

Lunes, 04 de abril de 2011, a las 20:56

Redacción. Cabanillas del Campo (Guadalajara)
Tres días antes de la fecha en que se conmemora el Día Mundial de la Salud, que será el próximo día 7 de abril, el Gobierno de Castilla-La Mancha hizo entrega en la tarde de ayer de las distinciones con las que el Ejecutivo regional reconoce la labor de entidades y personas para mejorar la atención sanitaria en la región, en un acto que se celebró en Cabanillas del Campo (Guadalajara) y que contó con la presencia del presidente regional, José María Barreda.

José María Barreda, en el centro, junto a los galardonados por la Junta con motivo del Día Mundial de la Salud.

En esta ocasión, la Mención del Mérito Sanitario recayó en el Grupo Mahou-San Miguel, mientras que las placas de reconocimiento se entregaron al Hospital de Día de Oncohematología del Hospital Virgen de Altagracia; al equipo de Atención Primaria de Santa Cruz de Mudela; al Servicio de Farmacia de la Gerencia de Atención Primaria de Guadalajara; al Proyecto de hábitos saludables del Centro de Educación Infantil y Primaria “La Arboleda” de Pioz; a la unidad de Memoria del Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Toledo; las Unidades de Salud Mental Infanto Juvenil de Castilla-La Mancha y a los Servicios de Atención al Paciente y Usuarios del Sescam.

En cuanto a las distinciones personales, el Ejecutivo entregó las medallas a Araceli Álvarez Tejerina; Juan Atenza Fernández; María Rosa Gómez Talavera; Manuel Rodríguez Zapata; Daniel Romero Rodrigo y Ángel Soriano Castrejón.

Barreda, que agradeció a los premiados en nombre de todos los castellano-manchegos su dedicación, trabajo y ejemplo, aseguró que si en estos últimos años la región ha avanzado “se debe fundamentalmente al hecho de tener profesionales como vosotros que sois un ejemplo de capacidad intelectual, académica, categoría humana y compromiso profesional”.

El presidente, que una vez más señaló que las políticas socio-sanitarias y educativas son prioritarias en su labor de Gobierno, resaltó que este modelo corresponde a una determinada concepción del mundo y de la vida y destacó el esfuerzo de toda la sociedad por lograr que a nadie le falte cuando se trata de tener estos servicios básicos, universales y gratuitos a los que, añadió, “todos tenemos derecho por el hecho de ser personas”.

Así, afirmó que en Castilla-La Mancha se ha diseñado un plan estratégico para conseguir que Castilla-La Mancha tuviera “por lo menos el acceso a todos los recursos de los que ya disponían en otros lugares de España” y así se ha logrado dar un salto de gigante en los últimos diez años, y en ese sentido resaltó el esfuerzo inversor “sin precedentes” realizado en este periodo como demuestra que el 35 por ciento de todos los centros sanitarios de Castilla-La Mancha se han construido en este periodo de tiempo.

No dejó Barreda escapar la ocasión para mostrar de nuevo su opinión acerca del copago, y en este sentido señaló que los ciudadanos ya pagan el sistema sanitario con sus impuestos y advirtió que no está en el ánimo del Gobierno regional introducir mecanismos como este porque, indicó, “eso sería ir en contra de un sistema igualitario que nos está reportando grandes beneficios”.

Gran paso adelante

Por parte de los premiados tomó la palabra el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Guadalajara, Manuel Rodríguez-Zapata, quien agradeció al Gobierno regional la concesión de las condecoraciones y trasladó su emoción al recibir un premio que reconoce la contribución de estas personas a la mejora del sistema sanitario castellano-manchego. Asimismo valoró el hecho de que este sistema sea público y de calidad, al tiempo que agradeció a todos los que en él trabajan pues, dijo, “este camino no se puede recorrer a solas”.

También recordó las dificultades que entrañaba la medicina de hace treinta años, cuando en la Región no existían los medios humanos y materiales actuales, “tiempos de escasez de recursos, de pizarra y tiza”, señaló Rodríguez-Zapata quien destacó el gran paso adelante que Castilla-La Mancha ha dado en este ámbito asegurando que sus profesionales “somos capaces ahora de afrontar retos antes imposibles para nosotros”. En su opinión, debemos estar orgullosos del mérito, esfuerzo y sensibilidad de los profesionales de la salud y de las autoridades que han trabajado hasta hacer del sistema sanitario público de la región uno de los mejores de Europa.

Por su parte, el alcalde de Cabanillas del Campo, Jesús Miguel Pérez, agradeció al presidente Barreda que “trabaje su tierra” y que se preocupe por Guadalajara. “Estás recorriendo nuestros pueblos palmo a palmo y estás cultivando esta tierra fértil haciendo una labor grande, pues gracias a ti estamos cosechando muchos resultados”, señaló el primer edil.