Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La lista de espera en dependencia baja un 71% en tres años y medio

En mayo de 2011, había 10.409 personas en esta situación pero ahora son 3.002, según el Imserso

Martes, 04 de noviembre de 2014, a las 12:13
Redacción. Mérida
La directora gerente del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), Cristina Herrera, ha explicado que “al cierre” de septiembre del presente año, en la región había un total de 21.192 beneficiarios de esta ley, “lo que supone un incremento de un 12,3 por ciento a mayo de 2011”. Un aumento “neto” de beneficiarios que se cifra en 2.318 personas, que se ha producido “debido a las bajas cubiertas que se registran cada mes”, en su mayoría “por fallecimientos”, ha explicado la directiva.

Cristina Herrera, directora gerente del Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad).

La lista de espera para recibir la prestación de la Ley de Dependencia ha descendido, con estos datos, en un 71 por ciento entre mayo de 2011 y el pasado mes de septiembre, por encima de la media nacional que se ha situado en el 50 por ciento. Así, se ha pasado de las 10.409 personas que estaban a la espera de percibirla en mayo de 2011, alas 3.002 a fecha de 30 de septiembre de 2014, según los últimos datos publicados por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso).

También ha descendido en 50 por ciento desde mayo de 2011 la lista de espera relativa al proceso de valoración del grado de dependencia, pasando de las 6.339 personas a 3.191 en septiembre de este año, un descenso que “casi duplica” el de la media nacional (28 por ciento).

Según Herrera, el 87,6 por ciento de las personas “que tienen” derecho a ser atendidas  por este sistema “son ya beneficiarias” de un servicio o prestación económica en la región. Un servicio de cobertura que, al inicio de la legislatura, “se situaba en un 64 por ciento y que actualmente está en un 80,7 por ciento”, ha resaltado.

La directora gerente del Sepad ha aseverado que el 93,33 por ciento de las solicitudes de la comunidad “están ya valoradas”, por lo que “no se puede hablar de una paralización en la gestión como desde algunos partidos se ha apuntado”.

Herrera ha informado de la satisfacción producida en el Sepad por estas cifras, pero ha advertido que “continuarán” con el trabajo porque su deber “es reducir la lista al máximo”.

Este balance arroja otro dato “importante”, según la directora, porque se “ha incrementado” la prestación de servicios profesionales, frente a la de cuidados en el entorno, ya que el Gobierno extremeño “apuesta por un sistema a la dependencia personalizado y de calidad”. En concreto, el 66 por ciento de las prestaciones de los servicios que se conceden a las personas dependientes en la región “son ya de carácter profesional”, y el 33,59 están destinadas a cuidadores familiares. Incluso se cuenta, ha dicho, con 296,2 millones de euros del proyecto de los Presupuestos Generales para 2015, más de un cuatro por ciento de incremento con respecto a 2014.

Regulación de los centros residenciales

Cristina Herrera ha explicado el proceso por el cual se han ido regulando los centros residenciales de la comunidad, con la intención de “darles la obligatoria autorización sin la que muchos funcionaban”, y que “certifica” que un centro de este tipo “cumple con unos requisitos mínimos de calidad” para atender a las personas mayores en cuestiones como la accesibilidad, los sistemas de seguridad, la ratio de personal o la superficie. De este modo, de las 266 residencias que existen (158 públicas y 108 privadas), sólo “a un 10 por ciento les falta esta regulación”.